Puntos de Vista ROBERTO PELLICER

“La crisis obligó a cambiar los hábitos en el mercado y del cliente"

29/10/2018 -

En medio de esta crisis, la gente, lo primero que hace es comprar menos. Desde mi punto de vista de comerciante, porque estoy de puestero, también lo que hacemos es reducir la compra, en cantidad y variedad. Tal vez antes teníamos 10 productos variados para ofrecer, hoy tenemos 5, y son los que más se venden.

Esto evita que después te quedes con mercadería y haya que desecharla. Vale destacar que nosotros, en el mercado nos caracterizamos por vender productos frescos. Entonces, esta crisis nos obligó a cambiar los hábitos del puestero y del cliente. También vemos la posibilidad de hacer promociones entre algunos puesteros. Por ejemplo, en el rubro carnicería ofrecen dos cortes a un menor precio, pero todo dependerá del puestero y del precio al que él consiguió la mercadería. Hay que tener en cuenta que nosotros somos minoristas.

La gente hoy no sólo busca precio y calidad en la compra diaria, sino que además se ajusta mucho en lo que compra. Aparte, la gente del interior, que realiza su visita obligada al mercado cada vez que viene a la Capital, también dejó de hacerlo o lo hace menos. En cuanto a los puestos de comida, hoy se prepara mucho menos cantidad diariamente porque en el mercado siempre se ofrecen los productos del día, y se corre el riesgo de quedar con alimentos sin vender. Por ejemplo: si antes se hacían 5 docenas de pasteles, hoy se preparan 1 o 2 docenas solamente.

Estoy en el rubro de los pescados y noto que antes había una cierta variedad que se podían dar a elegir, pero hoy casi no se está consiguiendo mercadería. Entonces opto por traer productos que tienen más salida, como la merluza o las hamburguesas. Pero después, el salmón o el lenguado, por ejemplo, ya ni siquiera lo piden.

Desde principio de año hasta ahora, se hizo bastante difícil poder mantener precios para la gente. Los clientes nos retan, con razón, porque el dólar sube y baja, pero los precios siguen subiendo en todo momento. Lamentablemente nosotros no ponemos los precios. Nosotros nos preguntamos lo mismo, pero no depende del mercado, sino de los que nos proveen la mercadería a nosotros.

Lucha diaria

Por suerte en el mercado no tuvimos cierre de locales, pero sí estamos viendo lo que le cuesta al puestero el pago mensual de su espacio. Un tiempo atrás había tranquilidad, pero hoy casi no cierran los números y están comenzando a manifestar el problema. Igualmente nosotros somos una cooperativa y por tal, tenemos reglas distintas a lo que es un comercio normal de las peatonales, por ejemplo. Esto da posibilidades de que el puestero pueda seguir “en carrera”. Pero todo dependerá de cómo siga la situación.

Mensaje

La gente tiene que mirar los precios. Nosotros no somos formadores de precios; estamos entre los productos y el ama de casa. Entonces esa situación no la podemos manejar de manera que la podamos elegir o cambiar. Sólo le podemos decir que busque precios, porque eso obligará a los formadores, de alguna manera, a cambiar las reglas del juego. Nosotros, como puesteros, como comerciantes, vamos a tratar siempre de mantenernos en una situación en la que haya un movimiento, buscando comprar productos que a la gente le guste, siempre tratando de armar posibles ofertas.

 
Compartí
esta nota

También te puede interesar