Policiales TESTIMONIO

Remisero contó la odisea que vivió durante un violento asalto

El ladrón lo amenazó con un cuchillo. Le robó el celular, las llaves del auto y la billetera. La Policía logró detenerlo y recuperar los elementos.

09/11/2018 -

Un chofer de radiotaxi fue víctima de un violento asalto en el que temió por su vida, pero afortunadamente el delincuente no lo hirió y terminó siendo detenido por la Policía a los pocos minutos.

A través del WhatsApp de EL LIBERAL WEB (3854894296) el damnificado relató el calvario que vivió durante algunos minutos.

Según su relato, en las primeras horas de ayer se conducía por calle Independencia con su automóvil afectado a la empresa Madre de Ciudades, cuando una pareja le hizo seña a la altura de la intersección con calle Balcarce.

El hombre detuvo su marcha, pero la joven se alejó y sólo subió un muchacho. El "pasajero" le pidió que lo lleve hasta París y Bordo del barrio Reconquista.

El damnificado continuó por calle Independencia y al llegar a la altura del barrio El Palomar, le manifestó que no ingresaría a ese sector por la inseguridad. Ante esa situación, el delincuente extrajo un cuchillo y primero lo colocó a la altura del cuello del conductor, mientras lo amenazaba de muerte diciéndole que lo llevaría hasta el lugar que él le había pedido.

Continuando con su relato, el chofer del radiotaxi manifestó que en calle Juncal, había un control de Seguridad Vial, por lo que les hizo señas de luces, mientras el delincuente apretaba su cuchillo contra su abdomen, pero los policías nunca advirtieron la situación de riesgo.

Ingresando hacia el barrio Reconquista, bajó el volumen de la radio y apretaba el pulsador de la radio para alertar al operador.

Al llegar a la calle París y un pasaje, sostuvo: "Clavé los frenos, puse en freno de mano y le dije ‘si me vas a matar matame aquí’ y ahí se puso más loco todavía".

"Me pedía todo, agarró el celular, las llaves del auto y la billetera", agregó el damnificado. El ladrón huyó de la escena corriendo. A los pocos minutos llegó un colega de la empresa Roca, y también la Policía.

A través del GPS del celular, los uniformados pudieron seguir la ubicación del teléfono y llegaron hasta la vivienda. Allí fueron atendidos por el hermano del autor del ilícito, y tras requerir una orden de allanamiento al juez de Control y Garantías, pudieron ingresar a la vivienda y detuvieron al delincuente.

"A veces critico a la Policía, pero esta vez actuó muy rápido", señaló el damnificado. "Anoche he visto la muerte muy cerca", aseveró.

"Ves pasar toda tu vida en dos segundos. Se te representan tus hijos, tu familia. Todo. Por la forma en que lo vi pensé ‘este me mata’... Realmente tenía miedo. Le pedí a Dios que sea lo que él quiera, pero que sea rápido", finalizó.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar