Policiales LA CAÑADA

Llegó ebrio a su casa y propinó brutal golpiza a su concubina

El fiscal de Género solicitó la orden de detención en su contra y anoche era intensamente buscado por la Policía.

09/11/2018 -

Una mujer fue salvajemente agredida por su concubino y la Justicia ordenó la detención del acusado, pero hasta anoche no había podido ser ubicado su paradero. Fuentes policiales informaron que ayer cerca del mediodía, una joven de 24 años de apellido Coria se presentó en la Comisaría 24 de La Cañada, Figueroa, para denunciar el grave episodio. S egún precisaron las fuentes, la joven relató que desde hace seis años convive con su pareja, un hombre de apellido Loto, con el cual tiene una hija de cinco años. Siempre en función de la denuncia, Coria manifestó que en la jornada del miércoles, su pareja salió a trabajar alrededor de las 7 y regresó pasadas las 18 y en estado de ebriedad. La mujer aseguró que ella le preguntó por qué había llegado en ese estado y que ello enfureció a su concubino. De acuerdo con la denuncia, el acusado comenzó a insultar a la denunciante y le propinó un golpe de puño en el rostro, derribándola al suelo en la habitación de ambos. No conforme con ello, el sujeto tomó un palo de escoba y la ‘castigó’ en la espalda y también le aplicó puntapiés en la zona de las costillas, para luego tomarla del cuello asfixiándola, hasta que la joven logró zafarse. En esos momentos, apareció en escena la hija de ambos y allí el agresor cesó los golpes. La damnificada le adelantó a su pareja que lo denunciaría y éste le pidió que no lo haga, que no se iba a volver a repetir. Sin embargo, en su denuncia, Coria señaló que ésta no fue la primera vez que sufre una golpiza, y que incluso en anteriores oportunidades Loto la amenazó con matarla y quemar la casa si lo denunciaba. El hecho fue informado al fiscal de turno para casos de violencia de género, Dr. Diego Cortes, el cual interiorizado de los pormenores, solicitó que la joven sea examinada por el médico de Sanidad Policial, el cual diagnosticó 14 días de curaciones. En consecuencia, el Dr. Cortes requirió a la jueza de Control y Garantías una orden de detención, medida que fue librada de inmediato. Pese a ello, hasta anoche el agresor no había podido ser ubicado, ya que se dio a la fuga y permanecía prófugo.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar