Policiales CONDENA

Prisión perpetua por asesinar a su pareja de siete puñaladas en El Caburé, Copo

Era un enfermo de los celos. El día fatídico la atacó a puñaladas. La redujo y luego literalmente la degolló. Intentó suicidarse, pero lo salvaron.

09/11/2018 -

Un tribunal condenó a prisión perpetua a un jornalero de El Caburé, Copo, al hallarlo responsable de asesinar de siete puñaladas a su esposa, frente a uno de sus hijos, luego de enrostrarle un affaire con un cuñado, el marido de su hermana.

En fallo unánime, los vocales Graciela Viaña de Avendaño, María Eugenia Carabajal y Juan Carlos Storniolo sellaron el futuro de Gustavo Ramón Silva, quien el 26 de julio del 2015 ultimó a María Esther Loto.

Durante el juicio, el fiscal Álvaro Cantos desgranó la odisea que vivió la víctima al lado de Silva, con quien tuvo 10 hijos.

Paliza

Meses previos, Silva había apaleado a Loto y sobrevino una denuncia. Los funcionarios le dictaron restricciones que el concubino respetó, hasta su vencimiento.

Semanas previas al horror el sujeto empezó a celarla con un cuñado, aunque Loto se hartó de afirmarle que no tenía nada con otro hombre.

También, en las audiencias se pudo saber que Silva castigaba a los hijos con un pedazo de goma.

A los castigos físicos se le añadía que les hacía pasar hambre y una insólita "receta" que concebía sólo la violencia como educación.

Luto y barbarie

El 26 de julio, Silva volvió a la casa y otra vez celó a Loto con el cuñado.

Comenzó a golpearla. Se armó de un cuchillo y le asestó varios cortes: el letal, en el cuello y con la víctima totalmente indefensa.

Con Loto agonizante en un charco de sangre, Silva se produjo cortes, dispuesto a terminar de la peor manera y sumergir a los hijos en la orfandad total.

Loto falleció y él fue salvado en un hospital de la provincia del Chaco.

Condenado a perpetua, lo esperan 30 años de cárcel y recién podrá pedir la libertad condicional.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar