Puntos de Vista CARLOS CARABAJAL

"Que esta gente recomiende medicamentos o diga curar tocando la panza o la cabeza, pasa a ser una actividad ilegal grave"

11/11/2018 - En la comunidad nuestra es muy frecuente y culturalmente también. Hay gente que todavía no ha progresado en lo científico, ni en la oportunidad de herramientas que le puede brindar los técnicos en salud para solucionar su problema, acuden a lo más cercano, a lo más rápido. Pero es algo cultural, porque hay ciertas creencias que se han ido trasladando generacionalmente a la gente, a través de la familia, de los mitos y de lo que para ellos es la realidad. Y están convencidos de que lo que creen, es cierto. Sé que es bastante frecuente la consulta previa o posterior a cuando vienen al consultorio, con este tipo de personas que dicen curarlos. Como médicos tenemos que estar preparados para científicamente comprobar y atender la dolencia, la enfermedad o la consulta de cada persona que nos está reclamando a nosotros alguna solución ante su drama, por lo cual tenemos que ser contenedores de esa persona. Hace unos días tuve en consultorio a una mujer que venía con su hijo, pero antes había ido a curarle el empacho y la paletilla. Entonces, lejos de hacerle un problema a esa mujer y generar una discusión, la contuve y la asistí llevándola a lo científico. No creo, y me resultaría malo pensar que existen médicos que deriven a sus pacientes a un curandero. Lo siento como un fracaso, porque ¿para qué estudió y se formó científicamente, o cómo trasmitiría docencia, educación o cultura a su pueblo, si va a retrogradar tanto? No me resulta nada bien, desde el punto de vista profesional, que algún médico recomiende llevar a un chico a un curandero. Debemos defender lo científico, entenderlas humanitariamente a las personas, especialmente al enfermo, y acompañarlo en la enfermedad en todo sentido, para que no se sienta desprotegido y no tenga que volver a un lugar inadecuado. La gente debe consultar a los técnicos de salud y no en lugares inadecuados. Cuando a nosotros ya no podamos resolver los problemas de salud, siempre habrá otros complementos para los enfermos, como la ayuda espiritual, el apoyo de la familia, la actividad física, y otras tantas herramientas útiles que contribuyen a recuperar la salud. Remedios caseros El curandero o sanador, ejecuta ciertas actividades medicinales, desde el aspecto físico o espiritual: físico a través de los masajes y espiritual, con todo lo que le manda su religión. Pero cuando ya entramos en personas que ejercen la medicina bajo aspectos que comprenden al equipo de salud, ya está pasando a una situación legal y judicial, que es el ejercicio ilegal de la medicina. Que esta gente recomiende un medicamento o derive a un profesional inadecuado, pasa por una actividad ilegal grave. Esto es lo peligroso y lamentablemente tenemos que decir que ha crecido. Sabemos que algunos quieren brindar cierta ayuda, pero aquí juega un rol muy importante la picardía de otra gente que se hace el curandero, sanador y receta remedio, poniendo en riesgo la vida de la gente. Es muy triste lo que se vive en relación a esto. Muchas veces vienen los padres al consultorio y me piden que les haga orden para un análisis o un estudio que les pidió alguien que no es médico. Esto es muy grave. Consecuencias El empacho o gastroenteritis es algo que se cura solo. Sin embargo, seguramente el curandero al que llevaron al niño, le refregó la pancita, quizás le dio un yuyo, y le dijo que eso sanará. La madre confió en eso y no lo llevó al médico. Si era solo un empacho, se curó solo, pero si era algo más complicado pudo haber agravado al niño. Hay algunos curanderos que para sanar ciertas dolencias recomiendan baños de querosén, y todavía recibimos niños con quemaduras, como consecuencia de estas curanderías. Está el caso del niño “que se le partió la cabecita porque está ojeado”. Y lo hacen atender con el curandero, pero resulta que es un problema serio el que tenía que termina con una meningitis, pero se perdió mucho tiempo creyendo en estos tipos de curandería. Mensaje Desde el punto de vista médico tengo que decir que estamos científicamente preparados para defender la salud, para contener a la persona y acompañarla durante la enfermedad. Tratemos de evitar algunas situaciones que son fuera de lo científico y técnico en salud, como lo son algunas prácticas o consejos que pueden dar algunas personas que no tienen conocimientos científicos. Tratemos de evitar las consultas extras porque nos podemos demorar en el diagnóstico, que pueden atrasar y llegar tarde a salvar una vida.

 
Compartí
esta nota

También te puede interesar