×

Sol Pérez hizo un pedido de justicia en lo de Mirtha

La exchica del clima ya había expuesto la trágica muerte de su abuela en la pista del "Bailando". Sin embargo, no pudo contener las lágrimas cuando volvió a contárselo a Mirtha Legrand, sentada a la mesa de su programa. Araceli, tenía 82 años, y tuvo un accidente de tránsito que sigue sin esclarecerse.

- 00:00 Pura Vida

La semana pasada la participante del Bailando por un sueño, Sol Pérez, estuvo en boca de todos por distintas peleas mediáticas. Una de ellas fue con el exGran Hermano, Cristian U. a quien acusó de haberla acosado mientras compartían equipo en el programa "Combate", y la otra con Lourdes Sánchez, su compañera en el certamen que conduce Marcelo Tinelli, y quien ya se convirtió en su enemiga. Pero no fue por esto por lo que Sol lloró sentada a la mesa del programa de Mirtha Legrand. La joven recordó a su abuela, quien murió en un accidente que aún sigue sin esclarecerse por lo que Pérez, reiteró su pedido de justicia. "Yo lloro cada vez que hablo de mi abuela", dijo Sol Pérez al revivir el doloroso episodio que significó la muerte de su abuela, Araceli Rosas, que a los 82 años fue atropellada por un auto en plena vía pública. "Era la mamá de mi papá, vivió con nosotros siempre y ella quería que yo esté en el Bailando, era fanática tuya", le dijo Sol a Mirtha, y siguió: "Tuvo un accidente. La atropelló un auto y nunca se supo nada. No se investigó, están los abogados, pero nadie hace nada". "Salió una mañana a hacerse un estudio. Mi papá le dijo que la llevaba, pero no quiso. ‘Me tomo el colectivo, voy con Sube’, le dijo. Cuando se bajó del colectivo, estaba bajando a la calle y un hombre que iba pasando en rojo, esquivó un camión y atropelló a mi abuela", recordó Sol, ya en un mar de lágrimas. "La respuesta que nos dio la policía cuando fuimos a hacer la denuncia fue ‘igual era una persona mayor’", rememoró con enojo la también conductora de TV. "Después de eso me agarró una parálisis en la boca. Cuando llegó mi papá al hospital estaba todavía con sangre y con la ropa puesta. Quiere decir que ahí no hicieron nada. Figura que mi abuela tuvo el accidente a las seis y media de la mañana y muere alrededor del mediodía. Y ahí es cuando entra lo de ‘es grande’", acusó sobre la precariedad del sistema de salud. Para Sol Pérez su abuela era su compañía: "Cuando estoy por bailar siempre me hago la señal de la cruz y el baile se lo dedico a mi abuela. Nunca lo voy a superar. A uno siempre le quedo esto de ‘¿sabría cuánto yo la amaba?’", alcanzó a decir antes de que Mirtha pidiera un brindis en honor a su abuela. Por otra parte, el programa de Mirtha Legrand estuvo lleno de momentos "raros". Apenas Sol ingresó al estudio se escucharon silbidos, y después mientras la conductora mantenía un diálogo con el cantante Kevin Johansen, un estruendo descolocó a Mirtha Legrand al punto que no pudo disimularlo y lanzó: "Qué cosas raras pasan". Kevin bromeó que estaba "calentando" la garganta, porque justo en ese momento "la Chiqui" le había preguntado si estudió canto.

Más noticias de hoy