Economía EFECTO

Los ingresos previsionales crecieron casi 11 puntos menos que los tributarios

07/12/2018 -

La recaudación tributaria de noviembre creció 33,7%, respecto de igual mes del año pasado, muy por debajo de la inflación anual que se ubica en el orden del 46/47%, pero los ingresos previsionales aumentaron sólo un 22,6% respecto de igual mes del año pasado, según los datos de la Afip, situación que se explica en el aumento de la informalidad.

Un informe realizado por el portal PlanM que dirige el economista Maximiliano Montenegro, explicó que "en noviembre, la recaudación previsional aumentó sólo 22,6%, respecto de igual mes del año pasado, menos de la mitad de la inflación".

Destacó que "hay tres factores que explicarían tal comportamiento: 1) La caída del empleo, aunque todavía no parece ser el factor principal. Desde marzo, según los datos del Ministerio de Trabajo del Sipa, hay 61.000 empleos registrados privados menos (-

1%). Pero el nivel de empleo asalariado todavía se mantiene en el tercer trimestre de 2018 en niveles similares al año pasado".

Asimismo, señaló como segunda causa probable "el fuerte atraso de los salarios frente a la inflación: a septiembre, los salarios en blanco según el Indec acumulaban un aumento anual de solo 25%. Una caída del salario real de por lo menos 15 puntos, que en parte explicaría también por qué, todavía, la destrucción de puestos de trabajo no es equivalente a una caida de la economía para este año de entre 2,5/3%".

En tercer término colocó a "la creciente informalidad laboral: según muestra Federico Muñoz en su último informe, en base a datos del Indec, desde marzo, mientras el empleo asalariado cayó, siguió creciendo otra forma de empleo registrado más precario, como los trabajores monotributistas. En este segmento, a su vez, los atrasos en los pagos a la Afip es muy probable que se hayan multiplicado en los últimos meses por el efecto combinado de la recesión y la inflación en los ingresos de las familias’.

Por otro lado, -indicó- en el propio Gobierno admiten que en las empresas con asalariados registrados, el impacto de la recesión obligó a priorizar el pago de sueldos.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar