Policiales ALLANAMIENTO EN OLAECHEA

Incautan U$S 9.000 y $ 5.000 a tío y a sobrino en causa por drogas

Los dos sospechosos fueron indagados. Habrían señalado que son adictos a las drogas y que habitúan "compartir" con amigos. Epicentro: cerca de escuelas y clubes deportivos. El Federal declinó competencia a la fiscal Aída Farrán Serlé.

07/12/2018 -

Tío y sobrino se habrían confesado adictos a las drogas, tras ser detenidos en su departamento de calle Olaeche, entre Mitre y Urquiza, donde se sospecha que funcionaba un quiosco de venta de sustancias prohibidas.

El procedimiento fue "obra" de Gendarmería, tras recibir luz verde al allanamiento, firmado por el juez de Control y Garantías, Fernando Viaña.

La causa había arrancado en el fuero Federal, pero su titular, Guillermo Molinari, declinó competencia y giró las actuaciones a la Justicia ordinaria.

Todo comenzó con la denuncia de un vecino, el que advirtió que al piso de los acusados, iba y venía gente sospechosa todas las noches, de lunes a lunes.

Urgente, los gendarmes dispusieron filmaciones y una paciente vigilancia.

Imputaciones

Tras el allanamiento y detención de los dos acusados, "tenencia con fines de comercialización", agravado porque su epicentro es cercano a escuelas y clubes deportivos, es la imputación enrostrada.

Fueron indagados por la fiscal Aída Farrán Serlé y allí habrían asumido su condición de adictos, en especial a la marihuana.

En cuanto al dinero incautado, el tío habría manifestado que es de una "indemnización", ya que sería hijo de un "desaparecido", más "ahorros de mi hermana..."

Empleado público

A su turno, el sobrino habría afirmado que también es adicto y que tiene "malas compañías", a partir de un problema de salud.

Empleado público, habría acotado que también tiene a su cargo un vivero en el departamento Banda y hasta una ONG.

Requerido sobre la droga secuestrada, habría explicado que no tiene nada de malo, ya que "somos adictos y compartimos con los amigos".

Al referirse a los papelillos encontrados en la cocina, los justificó: "Mis amigos no saben armar los cigarrillos", es decir él les enseña en su hogar.

Balanza y vivero

Más adelante, el sobrino habría ampliado: "La balanza que me secuestraron es para el trabajo en el vivero", pese a que los gendarmes la asocian estrechamente con la droga.

Después de desgranar su teórica historia, los detenidos retornaron a su lugar de detención y la Fiscalía prepara una audiencia para la semana entrante.

Allí, Farrán Serlé pedirá ampliar la detención y la defensa, la libertad, deslizaron los investigadores.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar