×

Murió José Pedraza, sindicalista condenado por el crimen de Mariano Ferreyra

Por el crimen de Ferreyra, el fallecido ex jefe del sindicato ferroviario y quien fuera su segundo, Juan Carlos Fernández, fueron condenados a 15 años de prisión.

- 16:16 País

El ex secretario general de la Unión Ferroviaria (UF) José Pedraza, condenado a prisión por el asesinato del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra, murió a los 75 años en el porteño sanatorio Agote, al que había sido trasladado hace semanas por el deterioro de su estado de salud.

Pedraza había sido condenado por el Tribunal Oral Criminal 21 de la Capital Federal, a 15 años de cárcel, por considerarlo "partícipe necesario" del asesinato de Ferreyra, cometido el 20 de octubre de 2010, cuando un grupo de su gremio le disparó un tiro en el pecho en una manifestación de trabajadores tercerizados que reclamaban el pase a la planta permanente en la Línea Roca.

La sentencia se dictó menos de dos años después, el 10 de septiembre de 2012, cuando otras 13 personas también recibieron veredicto en aquel juicio, con penas de entre 2 y 18 años de prisión por haber participado en el crimen del militante, ocurrido en las inmediaciones de la estación de trenes de Avellaneda.

Por el crimen de Ferreyra, el fallecido ex jefe del sindicato ferroviario y quien fuera su segundo, Juan Carlos Fernández, fueron condenados a 15 años de prisión, mientras que Daniel Favale y Gabriel "Payaso" Sánchez, recibieron 18 años de cárcel como autores de "homicidio calificado" y de "severas" lesiones causadas a la militante Magalí Elsa Rodríguez.

En el fallo, confirmado por la Corte Suprema de Justicia, se condenó también a 18 años de prisión al delegado Pablo Díaz, mientras que los ferroviarios Salvador Pipitó y Jorge González recibieron penas de 11 años de cárcel como coatuores.

Fueron absueltos el sindicalista Juan Carlos Pérez, el ferroviario Guillermo Uño y el policía Rolando Garay, mientras que los otros tres agentes juzgados por los hechos, Echeverría, Conti y Lompizano, fueron castigados con dos años de prisión por incumplimiento de sus deberes.

"Jamás promoví ni tuve nada que ver con el crimen de su hijo", le dijo Pedraza a la madre del joven de 23 años, en su último descargo antes de la lectura de sentencias en 2012.

En 2016, el Tribunal Oral 21 había decidido beneficiar a Pedraza con el régimen de prisión domiciliaria "por razones de salud" que había solicitado su defensa, por tener antecedentes de Parkinson, deterioro cognitivo e hipertensión arterial, entre otras dolencias.


Más noticias de hoy