×

“Señor, si quieres puedes limpiarme”. “Quiero, quedas limpio”

Evangelio según San Lucas (5,12-16).

- 22:45 El Evangelio

Una vez, estando Jesús en un pueblo, se presentó un hombre lleno de lepra; al ver a Jesús cayó rostro a tierra y le suplicó: “Señor, si quieres puedes limpiarme”. Y Jesús extendió la mano y lo tocó diciendo: “Quiero, quedas limpio”. Y enseguida le dejó la lepra. Jesús le recomendó que no lo dijera a nadie, y añadió: “Ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés para que les conste”. Se hablaba de él cada vez más, y acudía mucha gente a oírle y a que los curara de sus enfermedades. Pero él solía retirarse a despoblado para orar.

Comentario

“Si quieres, puedes limpiarme”. ¡Cuánta fe en esas palabras! No es posible imaginar el sufrimiento de los leprosos. En la época de Jesús, se creía un castigo de Dios. Se sumaban varios rechazos: el de la familia, el de la comunidad, el del templo... eran impuros a todos los niveles. Cuando Jesús cura al leproso, le da mucho más que la salud. Lo reintegra a la sociedad, le permite volver a la familia. Hoy se trata de acercarnos a los leprosos de nuestro tiempo. Hay muchos enfermos, víctimas de la violencia y de la guerra, personas mayores, solitarios... Jesús quiere curarlos a través de nuestra acción. Al obrar de este modo, restauran la dignidad incomparable de los hijos de Dios.

Más noticias de hoy