×

Alertan sobre factores que pueden dañar el normal funcionamiento del riñón

Es un órgano vital que entre las funciones que tiene se encuentran la depuración y la limpieza de la sangre.

- 06:20 Santiago

El estilo de vida, el consumo de tabaco, el sedentarismo y la automedicación, son todos factores que pueden afectar al normal funcionamiento del riñón. Siendo un órgano vital del cuerpo humano, entre sus funciones se encuentran la limpieza de la sangre de las toxinas que se acumulan, así como la regulación de la tensión arterial o la producción de hormonas encargadas de producir glóbulos rojos.

Cuando la función renal se ve afectada, el paciente puede enfermarse crónicamente y tener trastornos en los huesos, anemia, acumulación de toxinas en el cuerpo, hipertensión e incluso problemas del corazón.

Un estilo de vida saludable ayuda y previene la enfermedad renal crónica, que si avanza puede disminuir la calidad de vida del paciente llevándolo a un tratamiento de diálisis o bien, al trasplante de riñón.


La diabetes, el ritmo de vida sedentario, el colesterol, el tabaquismo y los triglicéridos, junto con el consumo irresponsable de los antiinflamatorios no esteroides pueden afectar al riñón disminuyendo su funcionamiento y trayendo graves consecuencias para la salud de quien lo padece.


La enfermedad

"La enfermedad renal crónica se caracteriza por la pérdida del funcionamiento del riñón, que, si bien va disminuyendo con la edad, cuando un paciente tiene esta patología, el rendimiento del riñón baja considerablemente, mucho más rápido", señaló el Dr. Horacio Trevisani, principal referente de la especialidad de las clínicas Bazterrica y Sta. Isabel del grupo Omint de la Capital Federal.

"Si bien hay distintas categorías, el cambio en el estilo de vida es fundamental para que el paciente no siga perdiendo su función renal y pueda volver a los niveles normales de este", agregó.

Es que, si bien en los primeros estadíos de la enfermedad renal crónica el paciente no advierte fácilmente los síntomas, las personas que tienen diabetes, hipertensión, sobrepeso o niveles altos de colesterol, son susceptibles de tener patologías asociadas al riñón. "Ante el aumento de la diabetes y la obesidad, junto con el sedentarismo, la enfermedad renal crónica también crece", mencionó el Dr. Trevisani.

Más noticias de hoy