Policiales VUELOS NARCOS

Del Castillo habría bajado marihuana en Santiago y luego cayó con 400 kg en Córdoba

El narco fue condenado a 12 años de cárcel. Según la causa, antes de ser apresado había bajado marihuana en la misma nave caída en el 2013.

15/03/2019 -

La misma aeronave que aterrizó en Córdoba con casi 400 kilos de marihuana en 2013, también hizo lo propio en Santiago del Estero, en plena planificación del gran golpe, ideado por el bandeño Ricardo del Castillo, condenado ahora a 12 años de cárcel.

Así lo dejó entrever el fiscal Carlos María Casas Nóblega, quien brindó un pormenorizado informe sobre aspectos desconocidos de la investigación.

El 11 de septiembre de 2013 la avioneta Cessna 182F, matrícula ZP-Bap, aterrizó en un campo de Obispo Trejo con casi 400 kilos de marihuana.

La nave ya había sido usada para traficar toneladas de droga, contando para ello con improvisadas pistas de aterrizaje en Santiago del Estero, contrabandos organizados por el santiagueño Ricardo "Ricky" del Castillo.

Del Castillo registraba una condena anterior y ahora recibió 12 años de cárcel.

La banda aeronarco era investigada desde hacía varios meses por la División Drogas Peligrosas de la Policía provincial, desaparecida poco después por el estallido del denominado "narcoescándalo".

A través de las intervenciones telefónicas, la policía tenía datos precisos de día, hora y lugar al que arribaría la aeronave.

Por eso, los investigadores policiales Jorge Córdoba y Cristian Inga llegaron al campo facilitado a la organización criminal por un peón rural. Ocultos entre los yuyos, los policías observaron el arribo de vehículos que levantaron un tierral. Rápido, sus ocupantes descendieron en una pista clandestina.

Instantes después, escucharon el motor del Cessna que se aproximaba, volando a unos 12 metros de altura.

Cuando la hélice dejó de girar, Inga y Córdoba salieron de su escondite y, al verse sorprendidos, los narcos iniciaron un breve tiroteo que culminó con la captura de casi todos ellos, aunque uno o dos lograron escapar.

En ese intercambio de disparos, con los delincuentes parapetados detrás de la avioneta, al menos dos proyectiles atravesaron la aeronave que transportaba la droga.

Ricardo del Castillo recibió 12 años de prisión, mientras que Sebastián Villafañe (conocido como "Nipón" o "Japonés") terminó sentenciado a 10 años de cárcel. Juan Aranda (también santiagueño) deberá cumplir cuatro años de condena y Ángel Daniel Molina, cinco. En tanto, José Ariel Machuca (acusado de confabulador) y Ramón Ñáñez (sindicado por facilitar el lugar donde aterrizó la avioneta), terminaron con tres años de condena en suspenso.

Por su parte, el paraguayo Ireneo Salas González también recibió tres años de cárcel, pero de cumplimiento efectivo.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar