Pura Vida DANZAS EN PLAZA LIBERTAD

Las tradiciones viven en "¡Que siga el baile!"

Un espacio que significa contar al mundo el patrimonio intangible de mayor identidad que tiene el santiagueño y dando visibilidad al mismo de la manera más genuina e interactiva.

15/03/2019 -

Desde hace dos años, en forma ininterrumpida, los martes y jueves la plaza Libertad, desde las 19.30, se convierte en una improvisada pista en donde, todos, con entrada libre y gratuita y con conocimiento o no, están invitados a participar de "¡Que siga el baile!", ciclo que impulsa la Subsecretaría de Turismo provincial.

Los maestros de este taller de danzas al aire libre son dos grandes maestros santiagueños: Adela Vignau de Saavedra y Miguel Serrano. Ellos, con sencillez y grandiosidad, enseñan a miles de almas a bailar chacareras y zambas, dos de los ritmos tradicionales más requeridos por los participantes, especialmente los turistas que demuestran su interés por aprender los movimientos del embeleso de la zamba y la reciedumbre de la chacarera.

Adela, una gran maestra

"Es un orgullo formar parte de este taller en donde enseñamos nuestras danzas tradicionales. Es un orgullo transmitir todo lo que aprendí a miles de personas que vienen deseosas de aprender a bailar. Es un honor poder enseñar, con técnicas sencillas, los secretos de nuestros bailes típicos", resaltó, a EL LIBERAL, doña Adela quien el próximo 17 de julio celebrará sus sesenta años con la danza.

"Los turistas nos piden, particularmente, aprender a bailar la zamba. Como es la única danza que tiene una coreografía libre, con Miguel (por Miguel Serrano), empleamos un método con el cual en el primer día salen aprendiendo a bailar. Es hermoso ver cómo bailan con total libertad, cómo expresan con su cuerpo lo que sienten", remarcó Adela.

Quien refrenda las palabras de doña Adela es Miguel Serrano. "La zamba es la que más quieren aprender los turistas. Les encanta. Nosotros, con Adela, desarrollamos un trabajo didáctico sencillo. Transmitimos nuestros conocimientos desde lo sencillo y vemos que es un método efectivo de enseñanza. La gente lo recibe muy bien y se anima", dijo Serrano a EL LIBERAL.

Actitud

"En el arte no hay discapacidades sino capacidades. Todos podemos. Y lo que nosotros hacemos es canalizar las técnicas a través de un trabajo didáctico enriquecedor, que repercute en beneficio de todas esas personas que quieren aprender a bailar chacareras y zambas. La gente se anima a bailar con libertad, sin prejuicios, en un lugar público como es nuestra plaza Libertad", especificó Miguel.

Adela y Miguel vienen desplegando una tarea de docencia de las danzas tradicionales argentinas desde hace más de diez años. Arrancaron con "Música para todos", un taller impulsado por la Nación y con repercusión a nivel de todo el país. Con la coordinación de Delia Torresi llevaban a los barrios santiagueños todos sus conocimientos tal como lo hacen ahora con "¡Que siga el baile!", espacio creativo organizado por la Subsecretaría de Turismo de la Provincia, a cargo de Ricardo Sosa.

Adela y Miguel contaron que, en un principio, los participantes que asisten a los talleres son tímidos, actitud que desaparece una vez que sus cuerpos entran en movimiento en un contexto de libertad.

El talento y el donaire de doña Adela y Miguel deslumbran a los ocasionales y espontáneos alumnos que concurren, los martes y jueves, a plaza Libertad y los sábados en la Feria Productiva Upianita. "El folclore se lo lleva en el alma. Y, con Miguel, lo enseñamos con toda nuestra alma y corazón. El folclore es sanador", dijo Adela.

"Cada martes y jueves es una celebración permanente con la gente. Por segundo año consecutivo llevamos adelante un gran proyecto integrador", precisó Miguel.

Generar estos espacios significa contar al mundo el patrimonio intangible de mayor identidad y dando visibilidad al mismo de la manera más genuina e interactiva.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar