×

“Mi abuelo Vittorio (hijo de Benito) decía que el fascismo se murió con Mussolini”

Encendida defensa de la ideología que encumbró su bisabuelo en Italia. Feroz crítica a la izquierda de su país. Pide memoria completa de los hechos históricos. La guerra civil en Italia “es un herida abierta que tenemos en nuestra historia”.

- 07:40 Política

¿A qué atribuye el resurgimiento, a través de la literatura, las redes sociales y la política misma en su país, de su bisabuelo Benito Mussolini?

Benito Mussolini fue una persona en la historia italiana que por más de veinte años caracterizó el país. Perdió la guerra y después de la guerra, simplemente, se trató de borrar u olvidar ese periodo de una manera muy pueril. Ahora, que hay más posibilidades de comunicar, de expresar las opiniones y no está todo controlado como era hasta hace pocos años, la gente quiere hablar, quiere profundizar esos temas.

Es muy ridículo y pueril definir un periodo que tiene más de veinte años como bueno o malo. Todos los periodos complejos tienen cosas buenas y cosas malas y hasta que no se tenga la voluntad de entender esto, y esto viene especialmente de una parte de la izquierda, no se va a salir adelante. Además, en Italia tuvimos la guerra civil y tuvimos el 8 de septiembre.

El 8 de septiembre es todavía una herida abierta en nuestra historia. (Mussolini hace referencia a la Resistencia italiana o Resistencia partisana, movimiento armado de oposición al fascismo y a las tropas de ocupación nazis instaladas en Italia durante la Segunda Guerra Mundial. La Resistencia desarrolló una guerra de guerrillas tras el Armisticio de Cassibile (8 de septiembre de 1943, cuando Italia fue invadida por la Alemania Nazi) y finalizó en abril de 1945 con la rendición de las tropas alemanas).

Hasta que no se logre una memoria compartida completa, aceptando las cosas buenas y las malas por todos lados, vamos siempre a estar peleándonos y refiriéndonos a ese periodo en vez de pensar en los problemas actuales, los problemas económicos de Italia, la falta de trabajo, los jóvenes que se van, la inmigración incontrolada, los problemas de delincuencia, la falta de competitividad de las empresas italianas, los impuestos exageradamente altos.

Eso es lo que me gustaría hablar, pero todas las veces, especialmente cuando se hablan de estos temas, todos terminan en el fascismo. Eso es algo que deberíamos dejar para los historiadores y pensar más a las cosas actuales.

¿Considera que se vuelve al fascismo para no hablar de la realidad actual de Italia?

La izquierda no tiene más temas en Italia. El Partido Democrático alcanzó un 40 % en las últimas elecciones de Europa y ahora tiene un 20 %. Esos números deberían hacer reflexionar. El Partido Democrático ha perdido el contacto con la realidad, el contacto con la gente, no representa más a los obreros, no representa más al pueblo.

Su única obsesión ahora son los inmigrados ilegales y el antifascismo cuando no existe el fascismo. Como decía mi abuelo Vittorio, que vivió muchos años en Buenos Aires, el fascismo se murió con Mussolini. Renzo De Felice (su obra es una de las más importantes contribuciones al estudio de la Italia fascista), uno de los historiadores más importantes, decía que en Italia habría que hablar de mussolinismo más que de fascismo.

Entonces, después de casi 80 años de su muerte, todo esto es simplemente ridículo. Cuando acusan a Matteo Salvini de facista Salvini no es facista. Es un hábil comunicador, y representa el malestar de la población, la gente que no aguanta más, la gente que tiene problemas económicos que ve que a un inmigrante ilegal le dan 800 euros de desempleo juvenil.

La gente está cansada. Eso no es fascismo. El bloquear la inmigración ilegal no es facismo, es sentido común. Darle prioridad a los italianos, para mí, no tiene nada que ver con el fascismo. Es sentido común, es proteger primero a la población, en su población.



Más noticias de hoy