×

Llegó ebrio a la casa de su madre, la amenazó con un machete y le robó $400.000

- 06:50 Policiales

 Desagradable sorpresa se llevó una jubilada de 78 años, con domicilio en la localidad de Rubia Moreno, quien al regresar con la policía a su casa, de donde había sido expulsada por su hijo, descubrió que éste le había robado los ahorros de toda su vida. 
La policía tomó conocimiento del atraco pasada la 1.30 de la madrugada, cuando Berta Pérez en compañía de su nuera arribó a la Comisaría 12. Allí contó que minutos antes su hijo había llegado a su casa en avanzado estado de ebriedad y aparentemente bajo los efectos de sustancias tóxicas. 
Según contó la víctima, pasada la medianoche del domingo, el acusado -conocido con el alias de “Cichinilla”- apareció en la puerta de su casa. Golpeó fuertemente la puerta y la llamó por su nombre fingiendo una tonada porteña. 
Ella, que estaba descansando, se acercó a la puerta, y al ver que era su hijo le abrió. El sujeto entró de inmediato, pero a raíz del avanzado estado de ebriedad en el que se encontraba no podía mantenerse en pie y cayó al menos en dos oportunidades. 
La jubilada, apiadándose de su estado, le dijo que se acostara a dormir. Pero el acusado comenzo a insultarla para luego ponerse a buscar un machete -aparentemente para lesionarla. Por temor a que la lastimara, ella abandonó la propiedad. 
La damnificada se trasladó hasta la casa de su nuera de apellido Quintero, residente sobre la Ruta 51, y le contó lo que había sucedido. Fue entonces cuando ambas decidieron concurrir a la dependencia policial para informar lo que había pasado. 
Acompañada por los uniformados, la víctima regresó a su domicilio y se dio con la sorpresa de que su hijo ya no estaba en el inmueble y además se había llevado todas sus prendas de vestir que tenía en ese lugar.
La mujer comenzó a realizar una inspección más detallada en la casa, y descubrió con angustia que le faltaban 400.000 pesos, que serían los ahorros de toda su vida, los cuales estaban en el interior de un mueble de su habitación. 
El acusado también se había llevado su tarjeta de cobro del Pami, el código de dicha tarjeta y el DNI. La víctima expresó ante los uniformados que sospecha que el autor del robo es su hijo, dado que en una oportunidad ya le había sustraído dinero, pero ella no realizó denuncia en su contra. 
La damnificada contó que su hijo suele frecuentar distintos domicilios del Bº San Javier la ciudad de La Banda. Los efectivos informaron al fiscal de turno, Dr. Álvaro Yagüe, quien ordenó que se dé intervención a la División Delitos Comunes, y se aprese al acusado en la vía pública.
Al cierre de la presente edición el sujeto no había sido localizado. l

Desagradable sorpresa se llevó una jubilada de 78 años, con domicilio en la localidad de Rubia Moreno, quien al regresar con la policía a su casa, de donde había sido expulsada por su hijo, descubrió que éste le había robado los ahorros de toda su vida. 

La policía tomó conocimiento del atraco pasada la 1.30 de la madrugada, cuando Berta Pérez en compañía de su nuera arribó a la Comisaría 12.

Allí contó que minutos antes su hijo había llegado a su casa en avanzado estado de ebriedad y aparentemente bajo los efectos de sustancias tóxicas. 

Según contó la víctima, pasada la medianoche del domingo, el acusado -conocido con el alias de “Cichinilla”- apareció en la puerta de su casa. Golpeó fuertemente la puerta y la llamó por su nombre fingiendo una tonada porteña. Ella, que estaba descansando, se acercó a la puerta, y al ver que era su hijo le abrió.

El sujeto entró de inmediato, pero a raíz del avanzado estado de ebriedad en el que se encontraba no podía mantenerse en pie y cayó al menos en dos oportunidades. La jubilada, apiadándose de su estado, le dijo que se acostara a dormir. Pero el acusado comenzó a insultarla para luego ponerse a buscar un machete -aparentemente para lesionarla. Por temor a que la lastimara, ella abandonó la propiedad. 

La damnificada se trasladó hasta la casa de su nuera de apellido Quintero, residente sobre la Ruta 51, y le contó lo que había sucedido.

Fue entonces cuando ambas decidieron concurrir a la dependencia policial para informar lo que había pasado. Acompañada por los uniformados, la víctima regresó a su domicilio y se dio con la sorpresa de que su hijo ya no estaba en el inmueble y además se había llevado todas sus prendas de vestir que tenía en ese lugar.

La mujer comenzó a realizar una inspección más detallada en la casa, y descubrió con angustia que le faltaban 400.000 pesos, que serían los ahorros de toda su vida, los cuales estaban en el interior de un mueble de su habitación. 

El acusado también se había llevado su tarjeta de cobro del Pami, el código de dicha tarjeta y el DNI.

La víctima expresó ante los uniformados que sospecha que el autor del robo es su hijo, dado que en una oportunidad ya le había sustraído dinero, pero ella no realizó denuncia en su contra. 

La damnificada contó que su hijo suele frecuentar distintos domicilios del Bº San Javier la ciudad de La Banda. Los efectivos informaron al fiscal de turno, Dr. Álvaro Yagüe, quien ordenó que se dé intervención a la División Delitos Comunes, y se aprese al acusado en la vía pública.Al cierre de la presente edición el sujeto no había sido localizado. 

Más noticias de hoy