×

Balance más que positivo para el padre Tenti, del retiro de Mama Antula

- 23:44 Interior

El padre Mario Alejandro Tenti, rescató “la gran cantidad” de feligreses que asistieron al retiro de la Mama Antula en Villa Silípica, procedentes “de las comunidades de las parroquias de Santa María, de Mailín, más otras del Decanato Sur, y otras del interior de la provincia, de los departamentos Banda, Atamisqui, Loreto”, lo que denominó “una expresión masiva de fe”. Anticipó que “la idea es seguir con estos retiros espirituales y sobre todo que los santiagueños la conozcamos y que tengamos ganas de ser como ella, de imitarla”, teniendo en cuenta que este retiro “fue altamente exitoso desde el punto de vista espiritual, las riquezas que vamos a ir recogiendo en nuestras comunidades, va a ser un poco el signo de esta experiencia tan linda que hemos compartido”.

También subrayó la presencia del obispo auxiliar, Enrique Martínez Ossola, “que fue a ponerme en posesión de la parroquia” Santa María, “muy cordial y cercano a la gente, contando anécdotas, con sus chistes, que eso también motiva y acerca a la Iglesia a la comunidad”.

“El clima fue de recogimiento, cuando se reflexionaron cuatro puntos, bajo la idea de estar a los pies del Maestro, para escuchar sus palabras, aprender sus enseñanzas y ponerlas en práctica. Cuatro puntos que eran: el discernimiento de la voluntad de Dios en el contexto de nuestra vida actual, según nuestra historia familiar, personal, social; la experiencia de vivir en la presencia de Dios, que nos ayuda a ser portadores de buenas noticias para los demás; la urgente necesidad de los cristianos de poner en práctica la Palabra de Dios; y sobre todo el mandamiento del amor, en este tiempo de tanto descreimiento, de tanta indiferencia religiosa, que el mundo pueda ver a los cristianos amando, sirviendo, es el mejor signo de credibilidad, de que lo que profesamos con nuestros labios lo vivimos y lo hacemos experiencia”, destacó.

Por último hizo mención también al protagonismo de los adolescentes: “También algo lindo para rescatar es la gran participación de los jóvenes y algunos niños, que le pusieron un toque de alegría, de júbilo en los momentos de canto, de oración. Esto siempre es una bendición muy grande para todos”. Lo mismo que a los anfitriones con su “gran actitud de servicio prepararon todo el lugar, junto con los servidores de la coordinadora Mariana, del grupo Jésica, del grupo Mama Antula, siempre atentos en todos los detalles”.


Más noticias de hoy