×

Central Córdoba jugó en gran nivel y logró un triunfo que hace ilusionar

- 09:30 Deportivo

Jugando en un gran nivel, con la personalidad y jerarquía que requiere este tipo de instancias, Central Córdoba derrotó anoche como local por 2 a 1 a Almagro, y quedó a un empate de la final del reducido de la B Nacional. La revancha de las semifinales se disputará el próximo domingo, a las 15.10 en José Ingenieros.

El Ferro empezó perdiendo por el gol de Damián Arce, pero lo dio vuelta con los tantos de Facundo Melivilo y Javier Rossi. Y hasta pudo ganar por un margen más amplio pero Alfredo Ramírez no pudo batir a Horacio Ramírez, arquero visitante, que le contuvo un penal. El Tricolor terminó con diez por la expulsión de Maximiliano García.

Central arrancó con una presión asfixiante, adueñándose del balón y utilizando muy bien las bandas para abrir la cancha. Por izquierda, Luján se hacía importante por su desequilibrio, mientras que por derecha Melivilio se asociaba bien con Ramírez, y Díaz se acoplaba con sus proyecciones.


Te recomendamos: VIDEOS | Mirá los golazos de Facundo Melivilo y Javier Rossi


Sin embargo, Almagro aprovechó a fondo su primera llegada y se puso en ventaja a los 12 minutos. Susvielles salió del área y recibió por derecha, encaró contra la raya a Díaz, que se resbaló, y sacó el centro a rastrón que despejó Vera Oviedo en la línea, pero Arce metió el botín para mandarla al fondo del arco. Sorpresa y media en el Oeste.

Pero el local asimiló rápido el impacto y reaccionó de inmediato. Sobre los 15’ Melivilo realizó una gran maniobra por derecha y definió con categoría para el 1 a 1.

De ahí en más fue todo del local, que con un gran despliegue desbordó por todos los sectores de la cancha a un Almagro que no podía hacer pie. Pero al dueño de casa le faltó mayor precisión en los metros finales para irse en ventaja al entretiempo. La nota negativa fue que perdió dos hombres clave por lesión: Melivilo y Cristian Vega.

Complemento

A los 2’ de la segunda parte tuvo una gran chance el Ferro. Tras una salida rápida por derecha, Ramírez puso un gran pase en cortada para Rossi que se metió en el área, eludió al arquero pero perdió estabilidad y por eso el remate del “Bicho” fue rechazado al corner por un defensor.


Te recomendamos: Alfredo Ramírez se lamentó por el penal malogrado


El dominio seguía siendo ferroviario, aunque de a poco Almagro fue emparejando en la mitad de cancha. Allí trataba el Tricolor de disputarle la pelota al dueño de casa.

Sobre los 17’ llegó la gran jugada de Ramírez, el más claro de la cancha, para meter un deliciosa asistencia desde la derecha hacia el medio para el Bicho Rossi, que ante la desesperada salida del arquero definió con un tijera para el 2 a 1 y el delirio en el Oeste.

Central no se conformó con eso y fue por más, tratando de aprovechar el desconcierto de Almagro. A los 22’, Díaz presionó en la salida a Arias, el “Kichu” trabó, ganó y se fue, para definir apenas desviado, cuando tenía a Rossi por el medio pidiendo el pase. Era el mejor momento de Central.

A los 29’ vino un corner desde la izquierda, la mano en la línea de García que le costó un penal y su expulsión. Alfredo Ramírez se hizo cargo de la ejecución, anunciada, y el arquero de Almagro Horacio Ramírez atajó arrojándose a su derecha. “Oveja” no pudo ni en el rebote (despejaron en la línea) y el Ferro perdió una chance inmejorable de aumentar su ventaja.

A los 38’ Ortega controló por derecha y tocó al medio para Rossi, que eludió al arquero pero otra vez no pudo con Arrechea, que cerró justo cuando el “Bicho” iba a rematar al gol.

Central ganó, pudo hacerlo por más goles, pero de todas formas irá ilusionado a Buenos Aires.

Más noticias de hoy