×

Las barberías, un antiguo oficio que renació en medio de la crisis

- 07:03 Santiago

En medio de una crisis que impacta en una gran cantidad de actividades, hay oficios que resurgieron a partir de las nuevas tendencias en la moda y en la necesidad de los hombres, de un mayor cuidado en la estética y en su cuidado personal.

No está del todo claro cuándo fue el momento en que los santiagueños comenzaron a mirarse más al espejo y a cambiar en el caso de los cortes de pelo, la glostora o la gomina por el gel, hacerse unos claritos e incluso ir más allá: raparse por completo, dibujarse alguna figura en el pelo o hasta animarse a un tatuaje.

En medio de todo este cambio de tendencias, la imposición de la moda llevó a que renaciera un viejo oficio olvidado: las barberías. En la mayoría de los casos, acompañando o complementando el cambio de moda en los cortes de pelo. Pero, cada vez empiezan a transitar un camino independiente y generando una importante salida laboral en el medio.

Solo en la capital santiagueña, surgieron en los últimos 3 años al menos una docena de barberías en la zona céntrica, pero también se instalaron otras en zonas alejadas del centro. Un dato fundamental por estos días, es que todas trabajan a pleno.


Te recomendamos: Un estudio señala qué características son las que van asociadas con la barba


Unas 10, otras 15 turnos por día; lo concreto es que en todas ellas indican que por lo menos atienden al menos unos 40 cortes de barba por semana.

Y hay otro dato más: en una de las academias donde capacitan sobre cortes de pelo, el curso de barbería que es una extensión al básico de peluquería masculina, aumentó en casi un 50% la cantidad de matriculados este año.

En las calles Salta 348, Catamarca y 24 de Septiembre, Garibaldi casi Sarmiento, Belgrano al 1400, Sáenz Peña casi Colon, La Rioja y Moreno son solo algunas de las direcciones donde florecieron estos nuevos locales.

También hay otro detalle: no todas las barberías tienen un precio uniforme ni ofrecen el mismo servicio. Algunas tienen tratamientos más delicados que otros. Pero la franja de precios va desde los $100 a los $500. A su vez, en muchas de las barberías ofrecen promociones que incluyen un corte de cabello y barba, desde $350 a $650.

Los barberos

Ezequiel Franco hace un año que empezó con Nórdicos, su propia barbería. Pero, hace 5 que venía trabajando en distintas peluquerías. En su experiencia, la irrupción en escena de las barberías, “es un renacimiento del oficio, porque se encontraba perdido desde hace mucho tiempo, porque estaba siempre el peluquero unisex. En cambio ahora la demanda de los jóvenes es venir a ponerse a la moda, quieren una barba de tal forma, o que la han visto en una persona famosa y eso está bueno porque para nosotros también se ha convertido en una nueva fuente de trabajo, porque muchos se ponen a estudiar porque ven a la barbería como una fuente laboral”.


Te recomendamos: Creció 50% la matrícula para el curso de barbero este año


Agregó que en su caso, “hoy los hombres se arreglan para salir un fin de semana. Nosotros estamos atendiendo varios clientes, algunos vienen pasando un sábado para que le vayamos retocando la barba o haciendo algún arreglo y no es una cuestión sencilla porque se trabaja con toallas especiales, se hace limpieza facial y hay varios productos para mejorar la consistencia del corte que se hace”.

Detalló que “por semana, están pasando por acá unas 100 personas, al menos unos 10 a 15 por día. Hay trabajo en el sector.

Nosotros abrimos hace un año, pero en el rubro llevo trabajando 5 años. Yo lo que veo es que crece la demanda, sea donde sea que vayas, en un barrio, aquí nomás en lo que tengo cerca de mi peluquería son 4 a 5 barberías. Va creciendo la cantidad, pero también ya le llaman barbería a toda clase de peluquería que abre en un barrio porque hacen cortes de varones, pero barberías que hagan un servicio correcto no son más de 10”, sostuvo.

Daniel Brandán tiene su peluquería y barbería Realce, en la calle Salta al 300. “No podría decir cuántas barberías hay, pero en toda la ciudad entre el centro y los barrios debe haber como 50”, indicó. En su caso, es la segunda generación de peluqueros.

“Mi papá era peluquero de hombres y nosotros seguimos el oficio, nos hemos ido aggiornando y viendo cómo es la moda actual. Le hemos dado el nombre de barbería por la tendencia que hay, porque el mercado de estética de hombres es casi igual que el de la mujer. El hombre está igual de consumista, cuidando constantemente la imagen, es una tendencia que ahora está muy fuerte en Santiago”.

Roberto Saavedra es otro de los emprendedores que apostó a la barbería y peluquería para caballeros y abrió su local, Aukany, en la calle Sáenz Peña. “Yo he estudiado en una academia y nos recibimos el año pasado. Hay todo un furor por las barberías. La peluquería en sí, la estética masculina ha ido cambiando con los años. Ahora el hombre se cuida muchísimo, no solo la barba sino también en los cortes de cabello”.

Señaló que “la estética masculina ha crecido porque antes era solo la mujer la que se cuidaba, pero ahora el hombre se cuida más que la mujer, en todo lo que es el cuidado facial, las mascarillas, todo lo que antes no existía que era solo para las mujeres, hoy existe para los varones”.


Te recomendamos: Los tipos, el ritual del corte, el demodé del “candado” y la moda, que no es para todos


Agregó: “Nosotros abrimos la peluquería y barbería en enero y nos está yendo bien, no nos podemos quejar. Si bien la situación no es la mejor, en el invierno siempre baja un poco y en el verano sube, pero creemos que va a ir creciendo”.

El barbero apuntó que “nosotros hemos venido creciendo desde que abrimos, pero la cantidad de cortes es relativa. Podemos llegar a 70 u 80 cortes semanales de cabello. En los cortes de barba es relativo, la mitad de ese total o un 40%, pero depende porque generalmente muchos se hacen barba y pelo juntos, es muy común que se corten el pelo y arreglen la barba o se afeiten. Nosotros cobramos corte de pelo y barba $250, pero si es el corte de cabello solo $200 y la barba sola $100”.

Emanuel Arce comenzó a especializarse en la barbería hace dos años. “Hay un cambio en la gente que hoy trata de cuidarse más y esto lleva ya unos años. Yo he llegado medio tarde a la actividad, no sé qué lo habrá detonado, pero depende mucho de los jugadores de fútbol, los actores o gente que es muy conocida y utiliza barba”.

Señaló que en la actividad, “lo que más lleva tiempo es la práctica y la inquietud, porque cada nuevo cliente que se te presenta es un desafío”.

Puntualizó que en su caso, la peluquería Chic, en la que trabaja sobre la calle 24 de Septiembre, “tengo entre 4 y 5 clientes por día, porque con la situación económica algunos vienen y otros no. El corte y arreglo de barba está en $400, luego el mantenimiento es el mismo precio, pero se le dedica todo el tiempo necesario a la persona, se le enseña a arreglarse. No es solo el negocio, hay que crearle la inquietud a la gente por aprender a cuidar su barba y verse bien”.

Por José Aranda

De la Redacción de EL LIBERAL


Más noticias de hoy