×

Los tipos, el ritual del corte, el demodé del “candado” y la moda, que no es para todos

- 02:14 Santiago

Según Ezequiel Franco, “hay todo tipo de barbas. Están las frondosas que vendrían a ser con mucha cantidad de cabello y las lampiñas, con poca cantidad. Se trabaja sobre eso, buscamos un diseño acorde al rostro y la personalidad del cliente, buscamos captar una esencia en el corte para que vaya acorde con la personalidad del cliente”.

En su trabajo diario, detalló que “llegan clientes a los que le hicieron un mal trabajo con el uso de la navaja o que le cortaron en contra el cabello y eso no le hace bien, no trabajan con la toalla caliente, ni los elementos adecuados. El barbero tiene que buscar con qué trabajar, si se debe usar la navaja o cómo cortar una determinada barba, tiene que saber de piel, de los geles que debe usar para evitar la irritación, si es necesario un tónico o si el tipo de barba va a necesitar alguna cera, tiene muchas cuestiones el oficio y también mucho de coquetería”.

Según Ezequiel un servicio básico de corte de barba cuesta $350, pero si se utilizan tónicos y otros productos, puede aumentar hasta los $500 o $700.

Para Daniel Brandán, “tendencias hay muchas, la moda es muy variada, pero no es para todos. Hoy mediante una barba o un corte de  pelo se puede disimular defectos en un rostro, de una nariz muy pronunciada, un labio leporino, un rostro largo, darle la forma en el caso del hombre y por eso se busca siempre dar una forma más masculina, cuadrada, y a partir de eso, darle un buen look”.

“Siempre se dan recomendaciones, si al cliente le gusta un corte de barba que no va con su cara, se le explica por qué: si por su cara, las formas; si tiene ojos claros, cómo resaltarlos. Ese es el trabajo que se debe hacer a la hora de hacer algo que le quede bien a una persona y dentro de su personalidad”.

Añadió que “el peluquero tiene el trabajo de guiar y orientar para hacer algo que le quede bien a una persona. La barba candado por ejemplo no es para todo tipo de rostros. Si es un rostro redondo, usar líneas rectas o diagonales, para cortar lo que es redondo. Esos son términos que maneja un buen barbero”.

Más que un trabajo, un ritual

Señaló que “yo trabajo solo y tengo un promedio de 10 personas por día. No soy una peluquería totalmente comercial, por eso atiendo ese número, 5 a la mañana y 5 a la tarde. Queremos que el corte y la barba sea un ritual, que la gente venga, se despeje, que se olvide de sus problemas por un rato, eso es lo que buscamos. En este local se atiende solo caballeros, esa es la política y lo que estamos buscando. Hoy, el corte sale $500 y una barba $300, tenemos promoción de corte y barba de $650”.

Para el barbero Roberto Saavedra, “hay muchísimos tipos de barba, pero la barba candado ya medio que se ha quedado en el tiempo aunque hay gente que sigue utilizándola porque no todos los varones tienen el mismo crecimiento.  Algunos tienen barba tupida, otros menos cantidad de pelo, entonces hay productos con los que podemos simular la barba en el lugar donde no hay, o disimular la barba cortándola. Son distintas técnicas”.

Añadió que “hay modelos de barba estilo americano, barbas redondeadas, barbas en punta. Generalmente nosotros tomamos en cuenta la cara del cliente y su forma si es redondeada, si es en punta, si es gordito, si es flaco, porque la barba lo que hace es estilizar la cara de acuerdo al corte que nosotros hacemos de la barba”.

“Por ejemplo a una persona que tiene la cara gordita no le vamos a dejar la barba ensanchada hacia los costados porque la va a hacer más gorda, entonces hay que afinarle la barba de los costados y mandarla en punta hacia abajo, con la barba podemos estilizar la cara del cliente, por eso es tan importante el corte del pelo y de la barba, porque van ensamblados”.


Más noticias de hoy