×

Central Córdoba tendrá varios retos por participar en la Superliga Argentina

- 23:42 Deportivo

Central Córdoba se ganó el soñado derecho de participar en la máxima categoría del fútbol argentino y su gente todavía lo festeja y lo festejará por mucho tiempo. Pero lo cierto es que la temporada 2019/20 está a la vuelta de la esquina y su dirigencia deberá aceptar desafíos obligatorios.

Si bien desde hoy la comisión directiva comenzará con las consultas sobre los campos obligatorios a cumplir, desde la implementación de la Superliga como órgano independiente de AFA, surgieron estatutos indispensable para poder obtener la licencia SAF.

Para poder hacerlo es indispensable presentar un programa de desarrollo juvenil con una validez mínima de cinco años.

Además, el entrenador del primer equipo deberá contar con una licencia expedida por la Conmebol o bien con un certificado similar reconocido.

Los equipos profesionales y juveniles deberán contar con médico, kinesiólogo, nutricionista, psicólogo, asistente social y odontólogo. También los preparadores físicos deberán contar con título homologado de egresados de carreras de educación física.

Por otra parte deberá contar con un director de fútbol que planifique y coordine el fútbol profesional y juvenil.

Además, deberá contar con espacios para conferencias de prensa, y salas de trabajo para el periodismo. Sus equipos de gestión deberán incluir como mínimo un gerente general, un responsable de finanzas, uno de prensa, un encargado de marketing y un jefe de seguridad.

También se requerirá equipo de fútbol femenino. El plantel profesional, como los de juveniles, deberán contar con ficha médica y exámenes anuales comprobados.

Por otro lado deberá presentar su “Estado Financiero Anual auditado”, así como también un presupuesto correspondiente al año de la competencia. Y finalmente, algo fundamental: no podrán tener deudas vencidas y no regularizadas con otros clubes, empleados, autoridades fiscales, previsionales, Superliga o AFA.

“Son condiciones para asegurar que ningún club tenga ventajas sobre otro. Tenemos sobrados ejemplos de clubes que no les pagan sus salarios a los jugadores. Había una clara desventaja deportiva que no se puede admitir más. Se debe acabar eso de los clubes grandes y chicos, esas distancias deben desaparecer. Hay que tratarlos de la misma manera. No será fácil y llevará tiempo, pero hay que hacerlo”, manifestó Mariano Elizondo, CEO de la Superliga Argentina, al presentar el proyecto a inicio de la temporada que acaba de finalizar y aclaró que ésta se irá renovando año tras año.

“El club que no consiga la licencia se someterá a un proceso de sanciones que emitirá un órgano de primera instancia. En tal caso, los afectados podrán apelar. De todos modos, podría quedar excluido del torneo si se le niega la licencia”, es un requisito clave que está en el reglamento de la Superliga.

En cuanto a los torneos de divisiones inferiores el panorama no es del todo claro. Temporadas pasadas, todos los equipos que formaban parte de la Primera División tenían la obligación de presentar equipos en las divisiones que van desde la novena hasta la cuarta. Además de un equipo de Reserva.

Consultados por este medio, miembros de la comisión directiva manejaban la hipótesis de tener un año para optar sobre estas participaciones.

En caso de ser eso así, los directivos tendrán el tiempo para conformar equipos de trabajos con la intención de estar a la altura, pero en caso de que sea un ítem obligatorio, anticiparon que el club está en condiciones de participar.

No sería la primera vez que el Ferroviario forme parte de esta competencia. En la temporada 2016, Central Córdoba participó por única vez en los certámenes formativos de AFA y a pesar del poco tiempo que tuvo para afrontar la competencia, sus representativos cumplieron con las expectativas deportivas.

De todas formas, desde hoy la comisión directiva iniciará todas las gestiones para cumplir con lo exigido, así como también la planificación de la pretemporada para el plantel profesional.


Más noticias de hoy