×

Maite Lanata volvió con un personaje muy potente a la TV

- 20:45 Pura Vida

Maite Lanata, quien retoma y ahora expande a la traumatizada Moira en la segunda temporada de la serie argentina de Pol-ka y HBO “El jardín de bronce”, aseguró que la nueva entrega de la ficción “es mucho más potente” que la anterior.

Con tan solo 19 años, Lanata lleva una trayectoria corta, pero repleta de reconocimientos de sus pares y de la crítica.

Comenzó en 2011 con la novela “El elegido”, donde interpretó a una chica autista, siguió en “El Marginal” con la hija de un juez secuestrada por delincuentes, e incluyó el rol de “Juani”, el chico trans de “100 días para enamorarse” por el que acaba de ser galardonada como mejor actriz de reparto.

En esa seguidilla, el papel de Moira en “El jardín...” aparece como un nuevo peldaño de una carrera que no sabe de conformismos ni de zonas de confort.

Moira es la hija que el arquitecto Fabián Danubio (Joaquín Furriel) buscaba desesperada e incansablemente durante 10 años en la primera temporada, aunque su reencuentro distó mucho de lo esperado: meses después, las heridas de lo vivido en esa década por la ahora adolescente conspiran contra la posibilidad de una relación normal.

¿Cómo fue reencontrarte con este personaje?

En la primera temporada estuve en el último capítulo, así que es casi como si recién esta fuera mi primera temporada. Retomar un personaje que estuvo un corto período hizo que tuviera que reverlo para retomar la línea del personaje y su submundo. Siento que es mucho más potente.

¿Por qué?

Porque creo que tiene muchísimo más misterio y muchas líneas argumentales, con el pasado de distintos personajes. Como el pasado de Doberti (Luis Luque), también el de Moira, la del personaje de Paola Barrientos, donde se puede visibilizar otra búsqueda de un chico desaparecido. Creo que no es una segunda temporada forzada, sino que después del final de la primera te dan ganas de saber más acerca de cómo sigue el vínculo entre Moira y Fabián.

¿Cómo armaste ahora ese personaje tan traumado?

Tuve que profundizar principalmente en visualizar cómo fueron esos diez años en los que no se supo de ella en la primera temporada, para poder crearlo. En la pantalla ese pasado se visualiza a través de sueños, por lo tanto no se sabe si es su realidad, su pasado. Hay un punto fantasioso, y estuvo buenísimo indagar en eso. Es un personaje muy particular que me sacan mucho de mi realidad.

¿Cómo lo trabajaron con Furriel?

Habitualmente los actores trabajamos la química, pero con Joaquín tuvimos que trabajar la no-química. Es una relación de frialdad, donde él intenta conectar, pero Moira no quiere o no puede. Dependiendo de cada escena es como de caminos que se van cruzando. Es como un desencuentro permanente.


Más noticias de hoy