×

Nerina Sist no quiere saber nada con los escándalos para crecer

- 21:18 Pura Vida

La vedette Nerina Sist regresará a Las Termas de Río Hondo en julio. La ex cuñada de Reina Reech vuelve a la “Ciudad Spa” para incorporarse al elenco de “Dinamita”, grupo que hace temporada teatral en la sala del Hotel Amerian Carlos V, de esa ciudad turística de Santiago del Estero.

Está feliz de que Axel Grudke, alma máter de “Dinamita”, la haya convocado nuevamente (hizo temporada con ellos en Carlos Paz) para trabajar en el music hall “Dinamita: el gran show”. Nerina ya estuvo en Las Termas junto con Carmen Barbieri y Luisa Albinoni, con quienes se lució en la exitosa “La Gran Revista del Norte”.

Nerina habló con EL LIBERAL acerca de su presente laboral, como también del rol que hoy tiene la mujer en la sociedad tras los cambios de paradigmas en relación a las cuestiones de género.

¿Qué significa para vos continuar trabajando sostenidamente en algo que te gusta, con un elenco como el de “Dinamita” y en Las Termas?

Trabajar me llena el alma, me encanta. Me sana el alma tras el fallecimiento de mi papá cuando yo estaba trabajando con Carmen Barbieri. El escenario me curó. Obviamente, no te cura del todo, pero bueno tiene su efecto sanador. Además, trabajar con el grupo “Dinamita”, que son excelentes personas y buenos compañeros, es maravillosos. Son gente trabajadora. Trabajan día y noche para lograr una sala que brilla y se llena de gente. Es espectacular.

¿Cómo será tu participación en “Dinamita: el gran show”?

Estaré todos los fines de semana. Los invito a que vengan a vernos, a las 22.30, en el Hotel Amerian Carlos V. Yo voy a estar los viernes, sábados y domingos. No voy a estar toda la semana.

¿Cómo surgió en vos incursionar en el mundo de las vedettes?

Fui modelo de alta costura. Fui cuñada de Reina Reech. Como Reina estaba haciendo teatro de revista, la fui a ver y, bueno, dije: ‘esto es lo mío, me encanta’. Quise aprender y de la mano de Carmen Barbieri debuté como vedette.

¿Qué es lo que te atrajo, particularmente, para querer ser vedette?

En realidad, yo siempre incursioné con la comedia. Con Luisa Albinoni y Beto César debuté en la comedia. La verdad, soy una chica más de la comedia. Siempre me enfoqué en el trabajo, sin necesidad de recurrir al escándalo.

¿Le escapas al escándalo para darle prioridad a tu trabajo como vedette, bailarina y actriz?

Como actriz más que bailarina. Desde hace ocho años que estoy en este ambiente y de a poquito, haciendo un trabajo de hormiga, sin escándalos, vengo trabajando muy bien y hace ya cuatro temporadas. No, no me gusta el escándalo. Quiero que la gente sepa lo que hago arriba del escenario y voy creciendo y aprendiendo de a poco. Ahora, de la mano de los chicos de “Dinamita” aprendo y trabajo muy bien, gracias a Alex Grudke y a Juan Vesque.

¿Cómo vives en estos tiempos de permanentes reivindicaciones de los derechos de la mujer?

Se respeta mucho a la mujer. Eso me gusta porque ya no se la mira a la mujer como un objeto. Es importante que se nos valore. Es importante también cómo la mujer empieza a tener poder. Yo respeto a los dos géneros, pero lo importante es que a la mujer la valoran más.

¿A partir de esto, sientes que el público ha cambiado?

En las redes sociales, por ahí, el público no ha cambiado. A la mujer, ahí, aún la miran como un objeto. Después, en el teatro y en la televisión se la respeta mucho. En televisión ya no hay tantos desnudos. Por suerte, y mejor así, cambió un montón. Está muy bueno lo que están haciendo las mujeres y apoyo totalmente esto.


Más noticias de hoy