×

La madre de Malena acusa a su ex marido por la desaparición de la joven: “Lo voy a quemar vivo”

- 00:45 Policiales

“Les dije a los policías que si empiezo a contarles mi historia no termino más. Es que tengo tanta rabia por lo que él (Marcial Cisneros) me hizo y le ha hecho a Malenita que me voy a vengar. Le voy a tirar nafta y prender fuego y que se queme vivo”.

Elvecia Suárez llora, se consuela y sigue hablando. Es madre de Malena Sabrina Cisneros, quien desapareció entre el 23 y 24 de junio, mientras participaba de la fiesta patronal en Colonia San Juan, Figueroa, a 120 kilómetros de La Banda.

La historia de Elvecia es terrible y decidió hacerla pública a través de EL LIBERAL. “Vea usted, yo tenía 12 años cuando mis padres, para que les pagaran el vino, porque ellos tomaban mucho, nos quisieron entregar a hombres grandes. Tenía 12 años yo y 13 mi hermana. Ella sí fue ‘dada’ a un hombre grande. Y ahí fue cuando lo conocí a él (Marcial). Quería llevarme, pero yo le disparaba, era chica y porque nunca lo quise. A los 17, después de enrolarme, mis padres finalmente me mandaron con él”.

Elvecia desgrana su historia. “A los 18 quedé embarazada. Siempre me ataba las manos o me apretaba. Se me subía y me dejaba embarazada. Por eso, por todo lo que me hizo a mí. siempre tuve miedo que violara a mis hijas”, ahondó desde su casa en el Bº Belgrano, de Suncho Corral.

“Siento que él me le ha hecho daño a mi Malenita. Siempre tenía miedo, desconfianza de él. Yo he vivido cosas feas cuando mis hijos eran chiquitos. Me decía: ‘Me los mezquinas para tus machos’. Y me pegaba”.

Para Elvecia, Marcial “siempre estuvo loco, y hoy más todavía. Cuando nos separamos, yo siempre les decía a mis hijas que no fueran con su padre. Ellas decían que él no es así, ni atrevido ni degenerado”.

Al instante, acompaña su afirmación con una anécdota. “Cuando mis hijas, chiquitas, lloraban, él les ordenaba que se callaran. Se bajaba el pantalón, les mostraba (sus genitales), diciéndoles: ‘Cállense, que cuando sean grandes esto será para ustedes”.

“A 23 años de estar con él, disparé sola a Suncho Corral. Él se cansó de pegarme. Yo, de ir y venir denunciándolo, me decían que aguantara, que volviera por mis hijos. Y la tonta, volvía para que él vuelva a pegarme por haberlo denunciado”.l


Más noticias de hoy