×

Dos allanamientos por el caso Malena y la policía cierra el cerco sobre los amigos del “Gordo Ñoño”

- 07:06 Policiales

La policía allanó dos propiedades en Suncho Corral (Juan Felipe Ibarra) buscando ropa que vestían el “Gordo Ñoño” y su novia adolescente la noche del 23 y la madrugada del 24 de junio en que desapareció Malena Sabrina Cisneros.

Un operativo habría sido ejecutado en la casa del tío de la menor detenida, en el Bº Pueblo Nuevo.

El oficio indicaba secuestro de ropa que llevaba puesta la jovencita, se supo.

Luego, la policía habría arribado a la vivienda de una ex pareja del joven, con quien terminó mal por supuestas golpizas.

Cadenas de silencio

Malena fue vista a las 3.30 del 24 de junio por su hermano Walter, en Colonia San Juan.


Te recomendamos: Quieren evitar nulidades que vayan a oxigenar el cuadro del detenido


La joven bailaba en un local, rodeada por una muchedumbre en las fiestas del pueblo, en Figueroa.

Desde allí nació la encrucijada, cuya aclaración los policías depositan en una decena de amigos del “Gordo Ñoño” (Iván Gómez) inclinados al silencio.

La teoría policial señala la cronología que detallamos a continuación:

Caminata: Malena disfrutaba de la fiesta, junto a sus hermanas Yanina, Silvia, Gabriela y su madre, Elvecia Suárez. Transcurrían los primeros minutos del 24 de junio.

Amigos y alcohol: El “Gordo Ñoño”, su novia y otros amigos bebieron desde la tarde del 23 de junio. A la medianoche se habrían trasladado al baile y se encontraron con la menor.

Música acto II: Después, los jovenes habrían partido hacia otro lugar, pero se ignoran los detalles y el estado de la joven, quizá hoy muerta.

Coche averiado: Una pareja habría declarado haber visto de madrugada a un amigo del “Gordo Ñoño” con su auto sin arrancar, a la vera de un camino.

Faltantes: Trataríase de un muchacho apodado “Lunarejo”, quien declaró y habría aportado más piezas que condujeron a la policía hacia el “Gordo Ñoño”.

“Lunarejo” habría sido ex pareja de una hermana de Malena.

Fue conducido a la Seccional Nº 28 de Suncho Corral. Y la policía notó la ausencia del “Gordo Ñoño”.


Te recomendamos: Elvecia Suárez: “El fiscal me pidió que tenga fortaleza y dijo que aún faltan dos semanas más”



Inesperada visita a una tía en el Bº Aeropuerto y “varado” en el foco de una historia macabra

El “Gordo Ñoño” fue apresado tras declarar una familiar del Bº Aeropuerto.

Hasta entonces, habituaba enfrentar denuncias por violencia de género y hay amigos que deslizaron haberlo visto “calzado” (armado).

Ni bien los policías lo acorralaron, por decantación también llegó a su joven pareja, menor de edad.

Los dos dieron sus historias y ante el oído del fiscal Ángel Belluomini, quizá sonaron inverosímiles.

Cuando “digirieron” que no los tenían como meros testigos, la jovencita se habría quebrado y aportado más “letra” a la disyuntiva policial.

Obviando detalles (móviles y autoría) habría reconocido que trasladaron a Malena varios kilómetros.

El crimen emergió por inercia y junto a su novio terminaron presos por un homicidio aún sin cuerpo y un cráneo con ADN en espera.


Te recomendamos: Un ADN que se dilataría hasta agosto próximo



Amnesia, cerveza y temor a las esposas de la Justicia

El grupo que acompañó a los dos sospechosos bajó el perfil, pero la Justicia los tendría bien identificados.

El ir y venir de patrulleros, trasladando testigos, alteró la rutina en Suncho Corral y todos evitan cruzar siquiera por el frente de la “28”. Los policías intuyen que la presunta tragedia de Malena quizá tuvo muchos “conocedores”, que no es lo mismo que responsables.

Sin embargo, los primeros preferirían ahorrarse el sofocón y quedar fuera de las crónicas policiales.

Tomaron distancia de los grupos de whatsapp y de las redes sociales, pero los investigadores ya habrían enumerado nombres y domicilios del grupo.

Ironías de la historia, todos conocían a Malena.

Aún con la mayoría lejos de escena, el desfile de testimoniales recién comenzaría y la próxima “escala” sería la Fiscalía, en la ciudad Capital.

Más noticias de hoy