×

Luis Carrizo Brugo, el trotamundos de sangre santiagueña que gobernó Santa Cruz

- 22:06 Política

Luis Victorino Carrizo Brugo, hijo de un clodomirense y de una chubutense, llegó a gobernar la provincia de Santa Cruz entre 1960 y 1962. Radical de cuna y desarrollista por convicción, en el sur del país es considerado un referente de la política. En su Chubut natal recibió múltiples homenajes como también en Santa Cruz, donde se lo resalta por haber sido miembro del primer gobierno provincial, pero además como integrante de la Convención Constituyente del ‘57 que le dio la Constitución que cimentó la estructura jurídica de la provincia cuando dejó de ser “Territorio Nacional”.

Con sus 94 años a cuestas -“soy un pibe de 94”, resaltó- desde hace más de un año vive con uno de sus hijos en el barrio Jerarquizado Municipal, donde se recupera de una afección en su salud (su domicilio es en Río Ceballos, Córdoba, donde está su segunda mujer, Dora Quiroga, con quien se casó después de quedar viudo). Su lucidez y su espíritu inquieto llaman la atención, como también su humildad, a pesar de que su trayectoria política lo llevó a gobernar la provincia patagónica y a ser un hombre de consulta de importantes actores de la política nacional, como Rogelio Frigerio, el abuelo del hoy ministro del Interior de la Nación.

Su lazo con Santiago es muy fuerte, pero también con otras provincias, porque su vida de trotamundos (por razones familiares, laborales y políticas) lo llevó por todo el país desde muy chico. Su vocación -“soy un político por naturaleza”, reafirmó- fue creciendo desde la adolescencia y lo depositó en el máximo cargo ejecutivo en la provincia sureña de la que salieron dos presidentes en los últimos años: Néstor y Cristina Kirchner.

Una pregunta obra como disparador de un extenso repaso por su vida y su carrera política, que Carrizo Brugo fue desgranando, mientras hilvanaba anécdotas y recuerdos en una larga charla con EL LIBERAL.

¿Cómo es que un gobernador de Santa Cruz tiene un vínculo fuerte con Santiago?

-“Eso es muy sencillo. Yo soy patagónico. Nací en Chubut, en Corinto, que está al pie de la cordillera, donde mi abuelo compró una estancia. Un lugar de película. Mi papá, Luis Carrizo, vino de aquí, de Clodomira. Se fue al sur cuando se construyó el ferrocarril Ingeniero Jacobacci. Allí la conoció a mi madre, Luisa Brugo, y se casaron en Bariloche (Río Negro). Mi abuelo materno era un hombre rico, conservador -mi padre, pobre y radical-, y compró una inmensa estancia en Corinto donde crecí con mis otros hermanos y mis padres. Allí estábamos alejados de todo, a tal punto que conocí al primer chico que fue mi amigo, a los 6 años. Era un indiecito araucano, que formaba parte de un grupo de niños y niñas de una tribu cercana a la hacienda y que comenzó a tomar clases en un aula que mi abuelo mandó a construir y a la que también fuimos con mis hermanos (eran seis, cuatro varones y dos mujeres). Todavía tengo guardados un arco y una flecha que mi amigo me regaló”.

En búsqueda de nuevos horizontes

La necesidad de que sus hijos estudiaran, llevó a Luis Carrizo a instalarse con su familia en Esquel. Y más tarde a Santiago del Estero, donde consiguió un trabajo. En esta provincia, un adolescente Luis Carrizo Brugo se formó en la Escuela Industrial, junto con otros notables jóvenes, como el Arq. Argentino Cambrini (f), padre del actual ministro del Agua y Medio Ambiente de la provincia. Además, disfrutó jugando horas y horas en la vieja cancha de Juventud, donde hoy funciona una estación de servicios, en Belgrano y Sáenz Peña. En esa época, cimentó una fuerte amistad con el eximio bailarín Carlos Saavedra (f).

A punto de culminar sus estudios, a la Escuela Industrial llegó una propuesta de la empresa YPF que cambiaría su vida, porque lo llevaría a recorrer el país y años más tarde, a ocupar el máximo cargo en Santa Cruz como gobernador.

“Ofrecieron 10 becas para los mejores promedios, para formarnos en geofísica ya que no había universidades que te enseñaran eso. Tenían que prepararnos para realizar exploraciones en búsqueda de petróleo. Por supuesto me anoté y con otros 9 compañeros nos capacitaron en Buenos Aires. Al final quedamos cuatro”, recordó.

Tras realizar exploraciones en el sudeste santiagueño y el norte de Santa Fe, fue destinado a Formosa donde conoció a su primera mujer, Ema Ledesma. Luego, Luis fue trasladado a Santa Cruz, primero a Caleta Olivia y más tarde a una pequeña localidad, Comandante Luis Piedrabuena.

Corría el año 57 y desde el Gobierno nacional se decidió que Santa Cruz dejara de ser considerada Territorio Nacional. Esta sería la oportunidad para que Luis Carrizo Brugo mostrara sus dotes de político de raza.

Despertar político

La política es su gran pasión, esa que abrazó desde adolescente. “Siempre fui militante. Soy un político por naturaleza”, se definió. En Santiago del Estero formó parte de la Unión Cívica Radical Junta Renovadora, que junto con el Partido Laborista llevaría a la Presidencia a la fórmula Juan Domingo Perón y Hortensio Quijano en la década del 40.

Esta participación en política renació en Santa Cruz: Piedrabuena era una sociedad pequeña, pero muy politizada, y sabía de las condiciones de Luis, que fue elegido convencional constituyente por la Unión Cívica Radical Intransigente (Ucri) que tenía como referente a Arturo Frondizi (presidente entre 1958 y 1962, hasta que lo derrocó el golpe, y que luego fundara el Movimiento de Integración y Desarrollo -MID-).

“La Convención Constituyente se reunió en Río Gallegos. Éramos todos jóvenes notables, idealistas y redactamos una Constitución que es una ‘joyita’ y que la tienen como la ‘niña bonita’ en algunas cátedras de Derecho Constitucional”, resaltó Luis, quien entre los artículos, rescata el 83. Este garantizaba que al menos un 20% del presupuesto tenía que destinarse a educación y buenos salarios para los docentes. “Porque uno de los problemas que tenemos en el país es el de la educación, de la capacitación de los maestros. Tenemos un país rico en recursos naturales, pero si no tenemos un buen recurso humano, lo otro no vale”, apuntó al respecto.

Al año siguiente, en el 58, con 32 años, fue elegido diputado provincial por la Ucri que ganó las elecciones, y sus pares lo nominaron para ocupar la presidencia de la flamante Legislatura. Como gobernador resultó electo un abogado entrerriano, Mario Cástulo Paradelo, “un político y buen hombre, pero se manejaba con mucho personalismo, como patrón de estancia”, describe Carrizo Brugo. La tensión con la Legislatura llegó a su punto máximo cuando destituyeron al Ejecutivo en un juicio político, que generó polémica por entonces según historiadores de Santa Cruz. Y el cuerpo legislativo nombró a Carrizo Brugo, que completó el mandato hasta 1962.

“Armamos un buen equipo, gobernamos bien, todavía nos recuerdan”, contó el desarrollista. Su carrera política que lo llevara a ocupar cargos institucionales llegó hasta ahí. Cuando terminó su mandato en el 62 intervinieron la provincia donde la Ucri había ganado y en el 63 proscribíeron a ese partido, por lo cual él y muchos dirigentes decidieron abstenerse de participar en política. Sin embargo, no dejó de militar y de ser consultado por referentes políticos como Rogelio Frigerio, fundador con Frondizi del MID. Incluso en Santiago del Estero acompañó a algunos dirigentes, pero sin tomar protagonismo. Su última gran participación fue una solicitada en un diario de Santa Cruz, en la que apoyaba la candidatura presidencial de Cristina Kirchner.

Para cerrar, remarcó la transparencia en su manejo de los fondos públicos: “Como gobernador tenía gastos reservados por $400 mil pesos de aquel entonces y no toqué ni un mango. Incluso, para hacer política para las elecciones del 62 tomé un crédito en el banco y cuando nos corrieron quedé con una deuda importante. Habíamos ganado la elección, la Ucri había perdido, menos en Entre Ríos, La Pampa y Santa Cruz. Pero cuando yo terminé mi mandato nos intervinieron. Habíamos acordado que sería candidato a senador nacional en las próximas elecciones, pero nos proscribieron desde entonces y me jubilé en YPF”.


Más noticias de hoy