×

Ivanna Speranza: “Hacer el bien sin pedir nada a cambio”

- 21:06 Pura Vida

La solidaridad es un valor que la soprano internacional, Ivanna Speranza, lo tiene incorporado en su ser. Ayudar al prójimo, con su arte, es su premisa.

Con esa convicción regresó a Santiago para brindar, el 1º de agosto, a las 21.30, en el Salón de los Espejos del teatro 25 de Mayo, un concierto a beneficio del Centro Provincial de Salud Infantil “Eva Perón” (Cepsi).

Con el apoyo del gobierno de la provincia, Ivanna se presentará en ese espacio recuperado del primer coliseo provincial con un repertorio popular. La entrada será a cambio de pañales.

La artista visitó la Redacción de EL LIBERAL para hablar de este espectáculo en donde tendrá como invitado especial al tenor Roberto Cáceres.

¿Qué representa poder ayudar al prójimo a través de tu arte?

Lo vivo como una sensación de deber porque yo nunca me olvidaré de que mi infancia la transcurrí en mi Argentina, en Córdoba. Yo empecé a cantar cuando era niña. El sueño mío de cantar parecía una utopía. Cantar en Europa y dar vuelta el mundo cantando fue un sueño que nació cuando yo era una niña y hoy pude hacerlo realidad. Entonces, he decidido comprometerme y venir a Santiago para brindar un concierto solidario. Es como brindar un poquito de luz y esperanza a tantos niños que tienen sueños que tengan o no que ver con la música, pero sueños de acceder a posibilidades en la vida que es lo más difícil. Nada es imposible cuando uno tiene sueños. Yo soy un testimonio de esto. Yo me fui de la Argentina sin nada, con una valija, y hoy puedo decir que mi sueño de niña se concretó.

Son esas posibilidades que la vida te ha brindado y que, más allá de las circunstancias, has seguido adelante con esa convicción de concretarlos.

La vida me ha dado esas posibilidades porque yo nunca he dejado de estudiar. Hasta el día de hoy sigo estudiando como en el primer día. Esto es un gesto (por el concierto que brindará en el Salón de los Espejos del teatro 25 de Mayo) que quizás sea pequeño porque llevar un paquete de pañales para canjearlo con la entrada, a la gente le puede parecer un símbolo, pero el gesto que yo quiero demostrar tras de esto no es chiquito. Me refiero a hacer el bien gratuitamente sin pedir nada a cambio. Cuando uno ya ha obtenido satisfacciones de la vida significa no haber cambiado. Uno puede seguir teniendo esa memoria de donde uno salió, de donde uno empezó significa que cerrás un círculo. Les digo a los jóvenes que tienen que creer en ellos mismos. Y a los padres de hoy de los niños del futuro, les pido que cada vez que un niño manifieste un sueño lo tiene que escuchar. Por más imposible que parezca, porque uno no sabe exactamente las vueltas que da la vida y el potencial que tiene cada ser humano. Es importante que esto suceda. Acompañar los sueños es fundamental para el crecimiento personal y profesional.


Más noticias de hoy