×

Tío que abusó de sus sobrinas esperará el juicio tras las rejas

- 01:10 Policiales

Un hombre, acusado de haber abusado sexualmente de sus sobrinas cuando éstas tenían apenas 11 y 12 años, quedó a un paso del juicio oral, después de que la Justicia resolviera hacer lugar a la requisitoria de elevación a juicio planteada por la fiscal del caso. El sospechoso podría recibir una condena de hasta 30 años de cárcel.

Después de más de un año de que se había presentado la requisitoria fiscal de elevación a juicio de la causa (abril del 2018), ayer se llevó a cabo la audiencia de oposición a la requisitoria, que tenía a un hombre oriundo del departamento Pellegrini, acusado de haber ultrajado a una de sus sobrinas y de haber manoseado a la restante.

El sospechoso había llegado en libertad, pero la jueza de Género, Dra. Cecilia Laportilla, rechazó los planteos de la defensa del imputado e hizo lugar al requerimiento de la fiscal del caso, Dra. Cecilia Gómez Castañeda y resolvió elevar la causa a juicio oral ordenando, además, su inmediata detención, medida que se cumplió finalizada la audiencia.

De acuerdo con lo manifestado por las fuentes, el hecho se comenzó a investigar el 13 de septiembre de 2017, cuando el padre de las víctimas radicó la denuncia, en contra de su propio hermano.

Las niñas le habían confesado su calvario a una tía, y ésta a su vez alertó al progenitor de las menores. Inmediatamente la Fiscalía ordenó que sean examinadas por el Cuerpo Médico Forense, detectando que una de ellas -de apenas 11 y 12 años- presentaba desgarros de vieja data.

Cabe aclarar que el criterio de los forenses del Poder Judicial de la provincia, es que una lesión (desgarro) de más de diez días de antigüedad, ya es considerada de vieja data, porque sería el tiempo que lleva una cicatrización y luego es difícil determinar cómo y cuándo se produjo dicha lesión.

Además, las menores revelaron que el autor de los abusos era su tío, el cual residía en la casa de su abuela, lugar donde se habían producido los vejámenes. Las víctimas residían con su padre, en una precaria vivienda en la parte trasera del mismo terreno. Por cuestiones laborales, el progenitor las dejaba en la casa de su madre -abuela de las niñas- y esa situación habría sido aprovechada por el depravado, que cuando dormían las manoseaba en sus partes íntimas y a una de ellas la habría accedido.

En la investigación, la Dra. Gómez Castañeda recolectó abundante evidencia. Informes psicológicos y psiquiátricos negativos para el acusado, signos de haber sufrido abusos en las víctimas y que el padre de éstas no fabulaba en su denuncia.

Además el relato el Cámara Gesell fue contundente y que los vejámenes fueron reiterados. La menor que presentaba desgarros, nunca pudo revelar cómo sucedieron, ya que se quebraba en llanto cada vez que le preguntaban.

La fiscal imputó al acusado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal y abuso sexual simple, agravados por la convivencia y condición de guardador, en concurso real de delito”.

La defensa se opuso al pedido de elevación a juicio de la fiscal, solicitando el cambio de calificativa a “abuso sexual simple”; planteo la nulidad de la requisitoria, y pidió su sobreseimiento.

La representante del Ministerio Público Fiscal se opuso a los pedidos de la defensa y rebatió sus argumentos, solicitando se eleve a juicio la causa con la calificativa impuesta por la Fiscalía.

La jueza, Dra. Laportilla, tras un cuarto intermedio, resolvió hacer lugar a lo requerido por la Dra. Gómez Castañeda: rechazar los planteos del abogado defensor del imputado y ordenar, además, la detención de este último.l


Más noticias de hoy