×

“¡Cómo hemos rezado por usted monseñor!”

- 08:37 Interior

¿LA ORACIÓN REALMENTE TIENE PODER DE INFLUIR EN LA ENFERMEDAD Y EN LAS PERSONAS? 

- Sí, es así. El Padrenuestro dice “hágase tu voluntad”. Le cuento, andando aquí en Tucumán o cuando voy a Añatuya, me ven caminando y me dicen que es un milagro. Me dicen: “¡Cómo hemos rezado por usted!” Y yo, en broma, les digo que capaz que Dios ha preparado esto mío para hacerlos rezar. Gente de todos los niveles y sectores de la sociedad, de la Iglesia y fuera de la Iglesia, han hecho oraciones y me han acompañado espiritualmente. Me pasa a mí también. De pronto, un sobrinito o una sobrinita está muy enfermita, agarro la Virgen y le digo: “Por favor, acordate”. Más vale que uno quiere la salud y pide eso. Jesús, ante la muerte, dice: “Padre, si es posible, apártame de esto, que no se haga mi voluntad sino la tuya”. En esa Pasión de Cristo es en donde se encuentran todas las preguntas y todas las respuestas. 

- Y QUÉ PARTE LES TOCA A LOS MÉDICOS, LAS ENFERMERAS, LA GENTE QUE CUIDA A LOS ENFERMOS. 

- Yo, la experiencia que he tenido de los profesionales tanto en Santiago como de Tucumán ha sido de mucha atención. Me lo han contado y después, cuando desperté, lo viví consciente. Ellos siempre dicen que están para salvar vidas. Una vez, un sacerdote le preguntó a la jefa de Terapia si hubo un momento de quiebre entre la sentencia de muerte y el pesar. Ella dijo que no porque ellos están preparados para dar batallas hasta el fin. Le dijo: ´Nunca, nunca nos detenemos´. Yo me acuerdo que estando en la cama de Terapia, estaba despierto, veía cómo un paciente que estaba cerca mío entraba en crisis y cómo iba todo el equipo, de una forma maravillosa, para hacer un salvataje, lo sacaban adelante y se esforzaban con tanto amor. Uno se da cuenta que realmente, aunque sea o no creyente, esas personas quedan en las manos de Dios. Todo lo que sea tratar con el sufrimiento humano es una herramienta de Dios.

Más noticias de hoy