×

Tarantino habló de su último filme: “No es un Hollywood color de rosa”

- 21:09 Pura Vida

Nostálgica, melancólica o emotiva son elogios que la crítica dedicó a “Había una vez... Hollywood”, el último filme de este afamado director, pero Quentin Tarantino, que admitió que ésta es una película muy personal, dijo que en esta mirada al cine de los 60 no todo es tan bonito y brillante como parece.

“No es un Hollywood todo de color rosa. La película muestra una industria en cambio constante, muestra una industria que puede tener mala memoria y que puede juzgar duramente”, explicó el cineasta en un encuentro con un grupo reducido de medios al que asistió Efe.

“Y también muestra una ciudad (Los Ángeles): una ciudad y una industria trabajando codo con codo. Muestra una ciudad que suena como una gran ciudad en la que me encantaría vivir, pero en la que luego tienes gente como ‘la Familia Manson’ de los que no tienes ni idea...”, añadió.

En la actual era triunfal del cine de superhéroes, las secuelas y los “remakes”, muy pocos directores pueden presumir de que sus estrenos sean todavía acontecimientos mundiales.

Tarantino es uno de ellos.

Presentada con todo lujo y parafernalia en el pasado Festival de Cannes de la mano de un impecable reparto liderado por Leonardo DiCaprio, Brad Pitt y Margot Robbie, “Había una vez... Hollywood” es un viaje sentimental a la pasión cinéfila de Tarantino y también a sus recuerdos de niño en Los Ángeles.

De ahí que la haya definido en varias ocasiones como su “Roma” (2018) particular.

“He usado eso como ejemplo de vez en cuando porque Alfonso Cuarón realmente enfatizó cómo era una obra de recuerdos, un recuerdo de su infancia. Y esa es la mejor manera de describir esto porque viví en Los Ángeles en aquella época”, reflexionó sobre una cinta que ocurre en 1969.

La memoria

No obstante, Tarantino subrayó los peligros de la memoria: “No es un registro histórico, son tus percepciones. Crees que fue un año y puede que fueran tres...”.

La historia de un actor venido a menos de wésterns televisivos (DiCaprio) y de su doble de acción (Pitt) es la excusa de Tarantino (Knoxville, EE.UU., 1963) para adentrarse en un Los Ángeles palpitante y con apasionantes cambios asomándose en cada esquina.

Así, “Había una vez... Hollywood” sugiere en el cine la decadencia del sistema de estudios mientras se va consolidando el Nuevo Hollywood; y retrata unas calles en las que se cruzaban los sueños contraculturales de los hippies, las pesadillas de mentes diabólicas como Charles Manson y el desconcierto de gran parte de la sociedad ante tanta transformación.l


Más noticias de hoy