×

Violento choque entre dos autos y un incidente en Av. Belgrano y Posadas

- 17:07 Policiales

Alrededor de las 8.30 de la mañana de este domingo, se produjo una fuerte colisión en la esquina de Avenida Belgrano y Posadas.

La colisión, ocurrida a metros del Hospital Regional, involucró a dos autos, un Peugeot 208 y un Chevrolet Onix. Sus ocupantes fueron trasladados al nosocomio citado para ser asistidos.

Según el parte oficial de la Comisaría 3ª, en el lugar se presentó la U-947 a cargo del Cabo Primero Pablo Sanagua. Allí se constató que se trataba de un choque entre un Chevrolet Onix de color bordó que había sido colisionado por un Peugeot 208 de color negro.

La fuerza del impacto hizo que el primer rodado terminara chocando un semáforo ubicado en la esquina.


A través de los familiares de los protagonistas, se logró identificar a ambos. El conductor del Chevrolet Onix es Daniel Alejandro Tévez (49) del barrio Mariano Moreno y el chofer del Peugeot 208 es Agustín Abate (26) del barrio Juramento.

En la escena del accidente, la Policía Científica, a cargo del Sargento Esteban Eberle, realizó las pericias pertinentes.

Posteriormente se solicitó la presencia de una grúa y los dos rodados quedaron en calidad de Secuestro Preventivo.


GRAVE INCIDENTE

Minutos después de producido el choque, un fotógrafo de EL LIBERAL llegó al lugar y comenzó a realizar su tarea de registrar imágenes. Los efectivos presentes allí, le ordenaron que dejara de sacar fotos y que borrara las tomas que ya había alcanzado a obtener. Ante la negativa del trabajador de prensa, ya que estaba en todo su derecho de desarrollar libremente su tarea, insólitamente los policías se lo llevaron a la comisaría. Lo hicieron subir a un patrullero y lo trasladaron a la Seccional Tercera mientras le exigían que borrara las imágenes. Ya en la dependencia policial, un oficial indicó que lo llevaran "al fondo", desde dónde y después de varios minutos, fue conducido hasta el encargado. Allí, fue liberado luego de que "le explicaran" que la próxima vez debía obedecer a los policías.

El hecho es grave porque no sólo violó el derecho de un trabajador de prensa a realizar su labor, sino porque representó un prepotente exceso en sus funciones al exigirle que destruyera material periodístico.

Más noticias de hoy