×

“El Presidente no se da cuenta de que está dejando a las provincias con u$s 1.500 millones menos”

- 00:27 Política

Usted no ganó las elecciones generales, pero consiguió una amplia diferencia en las paso ¿se siente presidente?

-No, Presidente voy a ser el día en que la gente me elija, todavía no me eligió. Sí creo estar cerca y sí creo que la gente ya me asigna la responsabilidad de un Presidente electo, pero no lo soy. No lo soy. Esto lo digo porque pienso seguir haciendo campaña. Quiero convencer a más argentinos. Tengo ganas de que muchos argentinos más me acompañen. Porque estoy decidido a reconstruir el país con todos, sin nadie afuera.

-¿Cómo le llamaría a este período entre las Paso, con un resultado contundente, y lo que queda hasta octubre y diciembre? ¿Es una transición?

-Si la gente me elige a partir del 27 de octubre, seré el Presidente electo y ya tendré otra responsabilidad institucional. Habría que preguntarle al Gobierno si es una transición, para ver cómo lo siente. Yo lo que creo, lo he dicho, es que el Gobierno está pasando un mal momento porque acaba de recibir un golpe duro en las urnas. Y bueno, ha quedado muy, muy enflaquecido políticamente por ese resultado.

¿Esperaba la magnitud de esta diferencia?

-Nosotros teníamos encuestas presenciales, por eso nos llamaba mucho la atención lo que se publicaba. Las encuestas telefónicas nos daban entre 5 y 7 puntos. Las encuestas presenciales nos daban entre 9 y 11. Hubo una de Hugo Haime que nos dio 13 puntos de diferencia. Y la verdad es que nosotros confiamos mucho en esas encuestas presenciales.

-Siempre se decía desde la oposición y de otros sectores que el Gobierno tenía una maquinaria electoral formidable. ¿Qué cree usted que pasó?

-Pasó que el Gobierno se quedó sin política y no pudo explicar nada. Que es la razón por la que se ganan y se pierden elecciones, simplemente. Esa teoría de que el que maneja el big data es el dueño de la verdad y la mentira es la teoría que dice que tenés un buen publicitario y ganas elecciones. Es falsa esta discusión. Yo hace ocho o nueve años que enseño comunicación política en España y es la discusión que tengo sistemáticamente con los consultores políticos. Es falso que una campaña de big data o una campaña publicitaria resuelva tu insuficiencia política. Es falso. El secreto es el contenido político, y al Gobierno lo que le pasó es que no pudo explicar un montón de cosas.

¿Pero eso influyó más que la economía?

-El gran problema que tiene la Argentina hoy es la economía y lo que los argentinos padecen es una caída de la calidad de vida, porque la economía los está maltratando. La única retórica que tuvo el Gobierno es el regreso al pasado, pero lo que no tuvo en cuenta fue que el Gobierno es el pasado. El pasado son los cuatro años inmediatamente para atrás. Es muy difícil esa retórica, la podés aplicar cuando sos una expectativa. Pero Macri no es una expectativa. Es un hecho verificado, y tiene que explicar lo que hizo y ahí es donde todo se le hace muy difícil.

-Hoy hay un candidato que fue el más votado por 11 millones y medio de personas, pero que todavía no es presidente electo. ¿Cómo se atraviesan estos dos meses?

-Con responsabilidad y seriedad. Todos tenemos que ser responsables y serios. Por eso yo le dije al Presidente que entiendo la situación en la que está, pero le pedí que resuelva si va a ser candidato o si va a ser Presidente, porque si va a actuar como candidato nos va a meter en muchos problemas. Ya lo veo venir. Ya las primeras medidas que tomó son muy complejas. Y ahí está actuando como candidato, no está actuando como Presidente.

-¿Por qué?

-Porque cuando el Presidente de repente dice ‘Voy a atender lo que no atendí en cuatro años’ y entonces te dice ‘Voy a bajar el IVA a los alimentos y voy a bajar Ganancias’, lo que el Presidente no se está dando cuenta es que está dejando a las provincias con 1.500 millones de dólares menos. Y las provincias no están en condiciones, porque en estos cuatro años cerraron empresas, comercios, generaron desempleo y cayó el consumo. Si le sacás esos recursos a las provincias, se hace enormemente peligroso.

-¿Le adelantó alguna de esas medidas?

-No, no. Tampoco tenía por qué hacerlo. Ahí hay un tema a resolver. Si me preguntan si el sentido de las medidas está bien o está mal, el sentido de medidas está bien. Entonces ¿por qué las crítico? Porque el contexto en el que las toma está muy mal. Porque cuando hablo de corregir el salario de corregir el ingreso de los jubilados lo hacía en un marco de acuerdo que me servía de paraguas de contención. Ahora, arreglar esto en este contexto, sin ninguna contención y con un gobierno electoralmente lastimado, me parece peligroso.

Con el tema de la inflación, los equipos técnicos, los economistas que lo asesoran ¿Qué impacto esperan que tenga la devaluación en la inflación?

-Muy alto. El cálculo que habíamos hecho era que con un dólar de 57 pesos, y la inflación iba a estar superando el 50 por ciento a fin de año.

-Esa será la herencia que va a recibir si gana en las elecciones de octubre.

-Yo les prometo a los argentinos que no voy a hablar de la herencia, porque yo conozco el problema. No voy a ocupar ni un segundo en echarle la culpa a nadie. La Argentina ya está harta de que le echen la culpa al otro. Respecto del pasado, creo que la gente ya hizo mérito, y por eso votó como votó. Entonces no tiene sentido contarle a la gente quién tuvo la culpa ahora. Por otro lado, la solución del problema inflacionario es muy parecida a la solución del problema del consumo. El problema central que tuvo Macri fue una mala lectura de cómo combatir la inflación. Ahí radica el caos económico que se generó. Macri pensó que el problema inflacionario era netamente monetario. Y él pensó que restringiendo la moneda y restringiendo el consumo se garantizaba que los precios bajaran, porque si bajás el consumo y no tenés dinero para comprar, baja la demanda, y si baja la demanda bajan los precios. Eso ocurre sólo en los manuales que ellos estudian, porque la realidad no funciona así. El daño que hizo es que él no tuvo en cuenta que esa política la estaba practicando en una sociedad que consume el 70 por ciento de lo que produce. Entonces, si vos afectás el consumo, afectás la producción, y si afectás la producción afectás el empleo y cuando afectás el empleo empezás a empujar a gente a la pobreza. Lo único que produjo Macri en cuatro años fueron casi cinco millones de pobres. Bajar la inflación no es una pavada como dice Macri, es un problemón. Si yo termino el mandato y tengo la inflación en un dígito voy a estar muy contento. Son cuatro años de mucho esfuerzo.

-¿Cómo cree que sostendrá el Gobierno el tipo de cambio?

-Yo espero que el Presidente preste atención a las recomendaciones del Banco Central, que es la de tratar de preservar las reservas. Porque es lo único que nos queda después de todo el daño que se ha hecho. Me parece que la actuación del Central en ese tema es la más sensata. No es que estoy con esto elogiando lo que ha hecho el Banco Central, porque pone 74 puntos de interés de las Leliq. Pero bueno, en la práctica de ellos parece más razonable esto que lo que inicialmente se vislumbró, que fue liquidar reservas para bajar el dólar. Si el lunes hubieran puesto todas las reservas del país, no hubieran parado el precio del dólar.

Cuando usted le pide a Macri que actúe como Presidente y no como candidato ¿Le está pidiendo que se baje de la carrera?

-No es lo que pretendo. Yo lo que le pido es que advierta que tiene responsabilidades concretas en este presente y que ayude. Yo estoy dispuesto a ayudarlo, lo voy a ayudar para que concluya su mandato y para que la economía argentina se estabilice, pero han cometido muchos errores y cuando leo y escucho algunos discursos post elecciones de alguna, o de algunas, digo: ‘¿Habrán entendido?’.

- Respecto del Fondo ¿se imagina cómo sería su relación con ellos?

Correcta. Por qué no. Siempre la tuvimos. l


Más noticias de hoy