×

Adriana Salonia: la fama puede agobiar

- 20:44 Pura Vida

Adriana Salonia protagoniza “La sequía”, el filme de Martín Jáuregui que reflexiona sobre el agobio que puede vivir un artista sofocado por la fama, algo que la actriz intenta manejar, dejando en un “segundo plano” la exposición para elevar el rol de la actuación en su vida.

“Todos los actores tenemos momentos de dudas y hastío de nuestra profesión, sobre todo quienes tenemos exposición por nuestro trabajo. Siempre hay un momento en el que sentimos mucha presión. En mi caso, siempre lo pude manejar porque lo más importante es la actuación y en segundo plano todo el resto que hace a este trabajo”, sostuvo Salonia en una entrevista con Télam.

En “La sequía”, cinta que está en cartelera, Fran (Emilia Attias) es una exitosa y reconocida actriz que tras una noche de fiesta en Catamarca se cansa de su vida y se escapa al desierto para reflexionar sobre lo que desea para su futuro.

Salonia interpreta a su “alter ego”, un personaje que la persigue y se le aparece como en forma de visiones y que la incita una y otra vez para retomar el camino de las redes sociales, la fama y la sobre exposición.

“Tiene que ver con este brote que tiene y se despersonaliza. Es muy interesante esta división de roles, en la que uno se hace cargo de su personalidad. No es nada casual que lo atraviese en medio de una crisis”, comentó Salonia.

El rodaje de “La sequía” tiene una particularidad: es la primera película argentina en ser rodada cien por ciento con equipos a energía solar, lo cual para la actriz fue “algo hermoso”.

“La mezcla de energía solar y el entorno fue algo maravilloso. Rodábamos sabiendo que no estábamos contaminando. Así, el paisaje terminaba convocando y modificándonos a nosotros. Fue el tercer personaje de la película”, reconoció.

¿Es muy dura la sobreexposición para un artista?

Lo más difícil es recibir las críticas, muy crueles a veces, y que son explotadas por las redes sociales. A veces las críticas son autocríticas, como decía Marlon Brando, algo que me quedó grabado. Nos pasa a todos y no hay que darle mucha importancia. Todo aquel que se expone, puede gustar o no, pero no debe tomarlo como algo personal. Y, aunque duela, la crítica tiene que servir también para aprender.

¿Cómo es tu relación con las redes sociales?

Son una herramienta más. Al trabajar con más jóvenes empecé a usarlas. Me pasó con Emilia, que me enseñó muchas cosas. Esta generación entiende que es muy importante para usarlas. Todavía me falta mucho, hay que hacerlo con responsabilidad y saber cómo tomárselo.

¿Qué uso le das?

Lo más importante de las redes sociales y las conexiones en red es que son herramientas a tener en cuenta, pero son la clave, sino que el puente que se construye para la comunicación. Hay que usarlas a favor como seres sociales, que es lo que somos. Son valiosas para eso.


Más noticias de hoy