×

Si la selva del Amazonas desaparece, tendrá seis efectos catastróficos

- 02:31 Mundo

Brasil está viviendo una de las peores catástrofes medioambientales con los incendios en la selva del Amazonas. Pero no sólo las tierras cariocas están siendo afectadas por ello, sino que el mundo está perdiendo uno de sus pulmones más grandes e importantes.

El Amazonas es la selva tropical más poderosa del mundo y ahora se está reduciendo a un ritmo alarmante.

Si desaparece por completo, los efectos en nuestro planeta serán devastadores. Esta selva se extiende a lo largo del territorio de Bolivia, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela, pero sobre todo, en Brasil, con un 60%.

Durante décadas, Amazonia se ha enfrentado a la deforestación de sus bosques, siendo el 2019 el peor año de su historia y su reducción se debe a las políticas de un nuevo gobierno anti-medioambiental, liderado por Jair Bolsonaro.

El Amazonas alberga un 10% de todas las especies de plantas y animales que se conoce en el mundo, además de que es hogar para 34 millones de personas, 2,7 millones de ellos son indígenas.

Según la Federación Mundial de Vida Silvestre, esta selva filtra el dióxido de carbono del aire que respiramos y controla nuestro clima. Aquí van algunos puntos que explican lo que pasaría si este rincón del planeta desapareciese.

Lluvia escasa

Un estudio publicado en 2012 en Nature mostró que el Amazonas era responsable de traer lluvia a la región circundante.

La deforestación en la Amazonía podría reducir drásticamente las precipitaciones en partes no forestadas del sur de Brasil, una zona agrícola rica, así como en Paraguay, Uruguay y más allá.

Más sequía

¿Qué pasa con menos lluvia? Hay menos agua para beber y menos agua para la agricultura, lo cual es irónico, ya que la lluvia en el Amazonas también ayuda a suministrar agua a los mismos productores de soja y ganaderos que están “limpiando el bosque”.

Las sequías sólo empeorarán a medida que se talen más árboles, lo que amenaza el suministro de alimentos y agua potable.

Efecto invernadero  

La tala de árboles en el Amazonas, conduciría a una transición en la que se liberarían enormes cantidades de gases de efecto invernadero que calientan el planeta. Las emisiones de dióxido de carbono aumentarán tanto que el mundo entero se verá afectado.

Es decir, con una peor calidad del aire y temperaturas globales más altas.

Pérdida de biodiversidad

La selva amazónica es hogar de una asombrosa cantidad de especies de plantas, animales, insectos y hongos y cada día se descubre una nueva especie. Desde hace varios años, se han reportado amenazas de extinción hacia diversas.

En 2012, The Guardian aseguró que “muchos enfrentan una lenta sentencia de muerte” a medida que disminuyen sus tasas de reproducción y la competencia por la comida se vuelve más intensa.

Si continúa la destrucción de la selva del Amazonas, gran parte de esa diversidad se va con ella, provocando una reacción en cadena de destrucción.

Más incendios

La pérdida de los árboles del Amazonas, que ha provocado una pérdida de lluvia y un aumento en las condiciones de sequía, ha provocado un aumento en los incendios, los cuales son cada vez más grandes y prolongados. Estos incendios liberan aún más carbono a la atmósfera, empeorando algunas de las condiciones ya destacadas aquí, como un clima cada vez más cálido.

Mayor pobreza

El Amazonas es el hogar no sólo de especies de plantas y animales, sino también de personas, muchas de las cuales dependen de la selva para su sustento. Todos los bosques y selvas del mundo proporcionan alimentos, seguridad energética, ingresos y plantas medicinales para millones de personas. A medida que los bosques desaparecen, las personas que viven en sus alrededores y dependen de ellos se empobrecen. Sin los bosques, las personas migran a las ciudades o se trasladan a países más ricos en busca de trabajo y eso, significaría una crisis mundial sin precedentes.


Más noticias de hoy