×

Aldo Abram: “Hay que acordar con el FMI para que envíe el desembolso, sino las alternativas son muy malas”

- 01:21 Economía

El analista económico Aldo Abram, director de la Fundación Libertad y Progreso, señaló cuáles son los escenarios que se plantean en el corto plazo para la economía argentina. Indicó que toda la plata que estuvo prestando el FMI hasta ahora fue para pagar el déficit de la economía argentina. También, que si no se produce el envío previsto para ahora, el escenario que viene será mucho más crítico porque las alternativas son más emisión para cubrir deuda o bien, utilizar reservas del Central. Cualquiera de esas medidas, derivaría en crisis cambiaria y en una “híper”.

Puntualizó además que los efectos negativos del cepo cambiario van a profundizarse. El Banco Central solucionará su problema, pero el drama lo tendrán las empresas del sector privado que caerán en default por no poder pagar sus deudas en dólares. Además, indicó que “hoy el tipo de cambio oficial ya no es representativo porque es artificialmente bajo, y es no representativo de lo que están depreciando el valor de nuestro peso”.

Asimismo, señaló que la única forma de salir del cepo cambiario instalado por el Banco Central es “con más credibilidad” que solo podrá lograrse a partir de encarar las reformas estructurales que necesita la economía argentina: Impositiva, laboral y previsional, entre otras.

Abram también se refirió a la situación inflacionaria e indicó que “es muy probable que veamos la inflación por arriba del 4%” en septiembre y que continúe por una senda alcista porque hay más emisión de pesos y porque la gente cada vez demanda menos esta moneda.

-¿Cuánto estima que puede gravitar en la situación actual el hecho de que el FMI postergue el último desembolso del crédito stand by que nos hizo?

-Lo primero que hay que aclarar con el tema del desembolso del FMI es que algunos en la oposición dicen que no tienen que utilizarse para financiar fuga de capitales, pero están absolutamente errados. A nosotros, el FMI nos está prestando plata porque en un momento dado el año pasado durante la crisis cambiaria, lo que hubo es un corte del crédito por el cual los argentinos y los extranjeros decidimos no prestarle más plata al gobierno argentino. A partir de allí, si no nos prestaba el FMI entrabamos en cesación de pago e íbamos a una crisis peor que la de 2002. Lo que hizo el Fondo en realidad fue darnos tiempo para hacer lo que se tendría que haber hecho antes, que son las reformas estructurales. Todos los dólares que estuvieron entrando hasta ahora, han sido utilizados para lo que tenían que ser utilizados: pagar deuda porque si no, estaríamos en cesación de pagos porque no tuvimos en ningún momento el dinero para pagar esos vencimientos. A partir de allí, queda claro cuál es el riesgo que corremos si no nos desembolsan esta plata porque no tenemos u$s 5.500 millones para ir pagando estos vencimientos de deuda que hay de aquí a fin de año y obviamente eso va a implicar que antes de fin de año estemos en cesación de pagos. Los dólares que tiene que enviar el Fondo, tiene que desembolsarlos porque si no entramos en cesación de pagos. O bien le tenemos que decir al Banco Central que emita un montón de “guita” para poder pagar eso. O bien que ponga las reservas, con lo cual es muy probable que a partir de una medida así entremos en una nueva crisis cambiaria y quizá hasta en una hiperinflación. Lo que hay que hacer es tratar de acordar con el FMI para que esos recursos entren porque sino las alternativas son muy malas.

-Las medidas de restricción cambiaría, ¿cuánto pueden extenderse en el tiempo sin generar más problemas que los beneficios?

-Las medidas de restricción cambiaria nunca son buenas. Siempre generan incertidumbre. Generan problemas en otros mercados. Se resuelve el problema del Banco Central obligando a los exportadores a liquidar divisas y prohibiéndoles comprar. Si no se les hubiera prohibido comprar, se la hubieran vuelto a llevar. Hoy existen problemas para el pago de deuda de las empresas. Por ahí vamos a mandar al default a empresas por tomar este tipo de medidas absurdas que ya sabemos que son muy dañinas. Las empresas hoy no tienen acceso al crédito que antes tenían, caro, pero lo tenían. Porque como hay restricciones para sacar plata, nadie sabe si les van a poder pagar a futuro la deuda. La verdad es que las medidas éstas, para mí, no se debieron haber tomado y hoy estaríamos mejor. Traen una tranquilidad cambiaria artificial a costa de generar muchísimos problemas hacia adelante. Porque salir de este tipo de esquemas siempre es muy costoso.

¿Cómo se sale?

Se sale con más credibilidad y eso es lo que no se ve. Entonces, lo que va a pasar es que muy probablemente las medidas en este Gobierno y el que sigue, se van a ir restringiendo más. Porque no se ve mucha voluntad de hacer las reformas estructurales que es la forma con la cual se recupera credibilidad y se puede levantar el cepo sin grandes costos. La verdad es que estas medidas son dañinas hoy y, cada vez menos representa lo que se está depreciando el valor de nuestra moneda. Para ello, hay que mirar el dólar informal. Es igual que pasaba en la época de Cristina Kirchner. Hoy el tipo de cambio oficial ya no es representativo porque es artificialmente bajo, y es no representativo de lo que están depreciando el valor de nuestro peso. Lamentablemente, eso lo estás viendo en los mercados informales y no están evolucionando tan bien como el dólar oficial.

-La inflación de agosto fue 4% ¿Cuánto más estima que influirá la devaluación actual en precios en septiembre y hacia adelante? ¿Hay riesgo de espiralización o las medidas de control cambiarias son suficientes?

-La inflación fue de 4%, ahí tuvo impacto la depreciación fuerte del peso que se vio después de las Paso. Fue amortiguada por la quita del IVA algo amortiguó. Parte de esa amortiguación se va a observar en el índice de inflación de este mes, que es muy probable que la veamos por arriba del 4% y si se sigue depreciando el peso que ya no se va a seguir más por el dólar oficial sino por el dólar paralelo, lamentablemente lo que vamos a ver es que la inflación va a seguir escalando. Esa es la realidad. Al menos que, de alguna forma, se las arregle -el Gobierno- para tratar de que no se siga depreciando nuestra moneda, fundamentalmente hoy por una caída en la demanda de pesos. Pero también, lamentablemente, porque están emitiendo más de lo que habían prometido que iban a emitir.

La necesidad de contar con un Estado eficiente y un BCRA independiente

-¿Qué medidas estima deberá adoptar en forma urgente el próximo presidente electo en materia económica?

-Al día siguiente de resultar electo, sea quien fuere, lo que va a tener que hacer es decirle al mundo que va a resolver los problemas profundos que tiene la Argentina y que nos han llevado a todas las crisis: va a tener que hacer un estado eficiente, que sea pagable, un Banco Central que priorice defender el valor de la moneda y no esté en funciones de objetivos políticos o en sostener ese Estado impagable que tenemos hoy. Si tenemos un Estado eficiente, que le sirva a la gente y que lo podamos pagar, habrá también que bajar la enorme presión tributaria, pero para eso primero hay que hacerlo muy eficiente y llevarlo a un tamaño que podamos pagarlo porque sino es imposible bajar los impuestos así como seguirse endeudando.

Por otro lado, tiene que comprometerse a hacer una profunda reforma laboral, si se toman los últimos 20 años, cualquier año que se tome, se tenía más del 40 y en general más del 50% de argentinos que estaban desempleados o en la informalidad o con un seguro de desocupación disfrazado de ‘ñoqui’ o con un plan, con lo cual, claramente tenemos una legislación laboral incapaz de generar empleo productivo y digno para la gente. Hay que hacer una profunda desregulación: han inventado una maraña de regulaciones solo para justificar más empleados públicos.

Todos los que dicen “vamos a resolver los problemas creciendo”, creen que van a hacer magia. Es como que vayas al lado de un maratonista con una mochila y le vas tirando piedras en la mochila, así lo que vas a lograr es vaya cada vez más lento, hasta que se canse por las piedras que le vas cargando. Si le ponen una pichicata lo van a terminar matando, pero lo que hay que hacer es bajarle el peso de la mochila, todo lo demás que cuenten de cómo salir, es magia.


Más noticias de hoy