×

Un perro esperó años en la ruta hasta que volvió el dueño

El conmovedor hecho ocurrió en Tailandia.

- 10:30 Mundo Web

Que los perros son considerados los mejores amigos del hombre por su condicional fidelidad hacia los dueños, ya lo sabíamos. Sin embargo, esta historia te va a conmocionar.
Leo (como lo llamaron los vecinos) un perro de Tailandia espero a su amo durante cuatro años en la misma calle, tras haberse perdido.
El can esperaba todos los días, razón por la cual llamo la atención de los transeuntenes. Los curiosos preguntaban a los residentes de la zona, y supieron que llevaba esperando en ese lugar cuatro años.
Una mujer, que le dio de comer en varias ocasiones intentó llevarlo a su casa, pero el perro no quiso, por lo que no le quedó otra que llevarle el alimento a ese lugar diariamente. Y cuando ella no podía, un familiar se encargaba de la tarea.
La historia de “Leo” se viralizó por las redes sociales con el objetivo de encontrar a su familia, y los resultados fueron positivos. Una familia se contactó con el autor de uno de los posts, afirmando que habían perdido un perro similar cuatro años atrás, y que en realidad se llamaba BonBon.
El dueño de apellido Noi, relató que habían llevado a BonBon de vacaciones, y luego de continuar tras una parada en una gasolinera, se dieron cuenta que ya no estaba en el coche. El propietario sospechó que el perro habría saltado al ver algo que le llamó la atención, y cuando se dieron cuenta y volvieron hacia el lugar no pudieron encontrarlo.
Finalmente la familia creyó que su mascota ya estaría muerta, por lo que jamás la buscaron. Pero se asombraron cuando vieron la publicación en internet. Fueron hasta el lugar y comprobaron que efectivamente era su perro. En el reencuentro, BonBon se emocionó tanto como sus dueños, pero cuando quisieron subirlo al coche, se negó a seguirlos. Hubo varios intentos y todos fueron negativos.
La señora que lo había estado alimentando, trató de llevar a “Bon” a su casa, y el animal fue con total tranquilidad. La familia Noi se dio cuenta que el perro ya había elegido su destino. Los Noi prometieron volver a verlo cada tanto y hasta se encargaron de los gastos de su cura médica que comenzó este sábado 14 de septiembre.

Que los perros son considerados los mejores amigos del hombre por su condicional fidelidad hacia los dueños, ya lo sabíamos. Sin embargo, esta historia te va a conmocionar.

Leo (como lo llamaron los vecinos) un perro de Tailandia espero a su amo durante cuatro años en la misma calle, tras haberse perdido. El can esperaba todos los días, razón por la cual llamo la atención de los transeuntenes. Los curiosos preguntaban a los residentes de la zona, y supieron que llevaba esperando en ese lugar cuatro años.

Una mujer, que le dio de comer en varias ocasiones intentó llevarlo a su casa, pero el perro no quiso, por lo que no le quedó otra que llevarle el alimento a ese lugar diariamente. Y cuando ella no podía, un familiar se encargaba de la tarea.

La historia de “Leo” se viralizó por las redes sociales con el objetivo de encontrar a su familia, y los resultados fueron positivos. Una familia se contactó con el autor de uno de los posts, afirmando que habían perdido un perro similar cuatro años atrás, y que en realidad se llamaba BonBon.

El dueño de apellido Noi, relató que habían llevado a BonBon de vacaciones, y luego de continuar tras una parada en una gasolinera, se dieron cuenta que ya no estaba en el coche. El propietario sospechó que el perro habría saltado al ver algo que le llamó la atención, y cuando se dieron cuenta y volvieron hacia el lugar no pudieron encontrarlo.

Finalmente la familia creyó que su mascota ya estaría muerta, por lo que jamás la buscaron. Pero se asombraron cuando vieron la publicación en internet. Fueron hasta el lugar y comprobaron que efectivamente era su perro.

En el reencuentro, BonBon se emocionó tanto como sus dueños, pero cuando quisieron subirlo al coche, se negó a seguirlos. Hubo varios intentos y todos fueron negativos. La señora que lo había estado alimentando, trató de llevar a “Bon” a su casa, y el animal fue con total tranquilidad.

La familia Noi se dio cuenta que el perro ya había elegido su destino. Los Noi prometieron volver a verlo cada tanto y hasta se encargaron de los gastos de su cura médica que comenzó este sábado 14 de septiembre.

Más noticias de hoy