×

Una mujer recibió un disparo en el abdomen tras discutir con su expareja, un funcionario policial

- 01:02 Policiales

Una joven madre permanecía anoche internada en estado gravísimo en el Hospital Regional, tras recibir un disparo en el abdomen por lo cual su ex pareja, funcionario policial, fue aprehendido en un domicilio de Garibaldi y Brandsen del Bº Ramón Carrillo.

La víctima fue identificada como Érika Galván, de 24 años, y su ex pareja, Gustavo Scapolatempo, 27, padres de dos niños de 1 y 5 años, quienes en la actualidad se encuentran en casa de sus abuelos paternos, en el Bº Aeropuerto.

Según la investigación, alrededor de las diez de la mañana de ayer los vecinos escucharon dos disparos. Urgente alertaron a la policía y los efectivos a los fiscales Cecilia Gómez Castañeda, María Alejandra Holgado y Mariano Gómez.

La investigación

En minutos, los paramédicos llegaron al lugar, socorrieron a Érika Galván y la condujeron al nosocomio capitalino.

En el domicilio estaba presente su ex pareja, con quien habría acordado reunirse en la antevíspera.

Según testigos, estaban separados. Ella, en casa de sus padres y él, en la de los suyos, en el Bº Aeropuerto.

La historia de la pareja tiene un antecedente importante en 2014, ocasión en que Érika denunció a Gustavo y él fue pasado a disponibilidad en las filas policiales.

Idas y vueltas

Con el tiempo, habrían intentado reiniciar el vínculo, pero con muchos sobresaltos. Así se desprende de procesos por mediación, con los hijos en el medio.

En las últimas 48 horas habrían achicado las diferencias, en procura de una salida que permitiese mejorar la vida de sus hijos.

Una alta fuente deslizó que noches atrás Gustavo le confió a un familiar que el varoncito lloraba mucho en las noches porque extrañaba a su madre.

Hay dos hipótesis: una dice que Gustavo no le permitía a Érika que viera a sus hijos. La otra afirma lo contrario.

En ese escenario confuso, ayer Érika recibió un tiro en el abdomen cuando estaba con Gustavo. Hubo un segundo disparo que impactó en la pared del baño, trascendió.

Mucha prudencia

Cautelosa, la Dra. Gómez Castañeda pidió a los peritos realizar pruebas científicas específicas que puedan conducirla a acreditar qué sucedió y cómo se dio el hecho. Mientras, el caso fue caratulado como “delito a establecer”.

De todos modos, el expolicía se encuentra aprehendido y en las próximas horas la fiscal recibirá su testimonio, a la espera de saber también si podrá tomar el de Érika Galván.

En procura de avanzar con certezas, la fiscal instó a la prudencia y a escuchar a los protagonistas, antes de caratular la causa de manera definitiva.l


Más noticias de hoy