×

De la “pobreza cero” a 1,2 millones más de pobres

- 07:55 Opinión

Por José Aranda. De la Redacción de EL LIBERAL

En el segundo trimestre de 2016, se encontraban por debajo de la Línea de Pobreza (LP) un total de 2.022.000 hogares, los que incluían a 8.772.000 personas. En ese conjunto, 425.000 hogares se encontraban, a su vez, bajo la Línea de Indigencia (LI), los que incluían a 1.705.000 personas indigentes.

Esta última medición que se conoció en la víspera, indicó que durante el primer semestre de 2019, se encontraban por debajo de la línea de pobreza (LP) 2.394.274 hogares, los cuales incluían a 10.015.728 personas. En ese conjunto, un total de 514.273 hogares se encontraban, a su vez, bajo la línea de indigencia (LI), e incluían a 2.169.496 personas indigentes.

Entre aquella medición del segundo trimestre de 2016 y ésta última, hay un total de 372.274 hogares que pasaron a ser pobres. Estos datos son sin considerar que aún no se midió el efecto de la última devaluación de agosto, cuyo efectos y su medición estadística se conocerá recién el año próximo. Pero, van a ser sin duda más graves que los que se conocieron ayer.

Estos datos señalan que la pobreza en cantidad de hogares creció un 18% entre la primera medición de la era Macri y esta última.


Te recomendamos: Emergencia alimentaria en la Argentina, ¿es un problema de recursos?


A su vez, medido en la cantidad de personas que habitan esos hogares, la pobreza sumergió en esa situación a 1.243.278 personas que antes no estaban en ese contexto. Son un 14% más de pobres que los que había en 2015. Pasaron de 8,7 millones de personas pobres a 10 millones.

En este punto cabe destacar que la pobreza pude definirse de dos formas. Por ingreso o estructural. En este caso, la medición que realizó el Indec es teniendo en cuenta los ingresos. La otra forma de medición es la pobreza estructural que aquí no se toma en cuenta, es si una familia tiene satisfecho el acceso a los servicios básicos.

En el caso de la pobreza por ingresos, lo que señala el informe oficial es que hay 10 millones de personas pobres, es decir que no alcanzan a cubrir con sus ingresos sus necesidades de alimentación, vestimenta y servicios de sus familias. Ese número era de 8,7 millones en la primera medición bajo el mandato de Mauricio Macri que, vale destacarlo, se realizó bajo una situación de emergencia estadística del Indec.

Los resultados de la misma encuesta, en el segundo año de mandato de Macri arrojó que en el primer semestre de 2017, se encontraban por debajo de la Línea de Pobreza (LP) 1.807.590 hogares, los cuales incluían a 7.838.005 personas. En ese conjunto, 400.146 hogares se encontraban, a su vez, bajo la Línea de Indigencia (LI), e incluían a 1.704.883 personas indigentes.

Estos datos muestran que con respecto del segundo trimestre de 2016, la pobreza había bajado en el país. Eran 2.022.000 hogares pobres en 2016 contra los 1.807.590 en 2017. Ese año 214.000 hogares salieron de la pobreza. Y la cantidad de personas que salieron de esa situación pasaron de las 8.772.000 de 2016 a 7.838.005. Fueron 933.000 que dejaron de ser pobres.

En 2018

En el primer semestre de 2018, se encontraban por debajo de la línea de pobreza (LP) 1.777.249 hogares, los cuales incluían a 7.581.118 personas. En ese conjunto, 344.009 hogares se encontraban, a su vez, bajo la línea de indigencia (LI), e incluían a 1.357.923 personas indigentes. Los datos del año pasado, muestran que tanto el indicador de pobreza en hogares como en personas, siguió bajando en la primera parte del año. Pero, vino la devaluación que empezó en el segundo trimestre y que hizo sentir sus efectos más fuertes hacia el último trimestre del año.


Te recomendamos: ¿Por qué la Industria 4.0 es una oportunidad para las Pymes en época de crisis?


Los datos que se conocieron ayer, recogen gran parte de aquel efecto devaluatorio y, a su vez, muestran cómo el Gobierno que inició su mandato en diciembre de 2015, no pudo por sus desaciertos económicos evitar un aumento de la pobreza. Por ello, los esfuerzos que hizo por intentar un acercamiento a aquel lema de pobreza cero, se pulverizaron luego de cada devaluación. De allí que Macri va a cerrar su gestión con este dato: Hoy, hay 10 millones de pobres. Son 1,2 millones más de los que había cuando inició su mandato.

En el norte, los efectos de la política económica nacional fueron durísimos. El Nea registra un 42,4% de personas pobres y el Noa, un 39,9%. La media nacional fue 35,4%. Entre las provincias del noroeste, las que más sufrieron los efectos de las políticas nacionales con un mayor avance de la pobreza según el Indec, fueron Catamarca con el 40,1%, Tucumán 40,4%, Jujuy 35,7%, La Rioja  29,6 %, Salta 41,8% y Santiago del Estero-La Banda 44,8%. De los 10 millones de personas en situación de pobreza, 1,6 millones están en el norte del país, repartidos entre el Nea y el Noa.

Más noticias de hoy