×

Turquía bombardeó a kurdos en Siria con apoyo de EE.UU. y Rusia

Es un centro de guerrilleros que combatieron a los terroristas del Estado Islámico hoy derrotado. Sin embargo, en la zona viven miles de civiles.

- 21:52 Mundo

ESTAMBUL. Unidades terrestres del Ejército turco, apoyadas por milicias sirias, penetraron en el noreste de Siria en su ofensiva contra las fuerzas kurdas, después de varias horas de bombardeos aéreos y artilleros, informó el Ministerio de Defensa turco en Twitter.

El inicio de la ofensiva militar fue informado esta mañana por el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, poco después de que aquellas revelaran que habían sido bombardeadas.

“Las Fuerzas Armadas turcas han iniciado, junto con el Ejército Nacional Sirio, la operación ‘Primavera de la Paz’ en el norte de Siria”, escribió el jefe de Estado en Twitter.

Agregó que la operación se dirige contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, el grupo extremista Estado Islámico (EI) y contra las milicias kurdosirias, que dominan la región después de haber recibido apoyo de EE.UU. para combatir al EI. “Nuestro objetivo es eliminar el corredor terrorista que se formará en nuestra frontera sur para traer paz y seguridad a la región”, agregó el mandatario.

El anunció llegó en medio de los primeros bombardeos de cazas turcos sobre la ciudad de Ras al Ayn, en el noreste sirio.

La ofensiva se inició poco después de que Erdogan agradeciese a su homólogo ruso, Vladimir Putin, su ‘postura constructiva’ ante el ataque.

Horas antes, las milicias kurdas y las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) anunciaron el primer bombardeo y llamaron a la comunidad internacional a evitar una ‘catástrofe humanitaria inminente’ en la región.

“Llamamos a la comunidad internacional y todos los países de la coalición internacional contra el Estado Islámico que lucharon juntos y triunfaron juntos sobre el EI a que asuman sus responsabilidades impidiendo una posible catástrofe humanitaria”, indicaron.

Los ataques de las fuerzas turcas y sus aliados producirán ‘el derramamiento de sangre de miles de civiles inocentes’ porque son zonas fronterizas pobladas, agrega el comunicado.

Turquía quiere tomar el control de una franja fronteriza de unos 30 kilómetros en el noreste de Siria para, afirma, reasentar a dos millones de sirios refugiados en territorio turco.

El lunes pasado EE.UU. dio luz verde a la ofensiva con el anuncio del retiro de sus tropas.


Más noticias de hoy