×

Qué alimentos se pueden consumir y cuáles no, en estos días de intenso calor

Las altas temperaturas obligan a modificar la forma de comer. Incluir frutas y verduras en la dieta, hidratarse y dejar de lado las grasas, es fundamental para evitar indigestiones.

- 14:45 Santiago

Durante los días de calor, el cuerpo debe evitar sobrecargar el trabajo digestivo con platos calientes, pesados e hipercalóricos típicos de la época invernal y reemplazarlos por frutas y verduras de estación, que se caracterizan por ser frescas y ligeras, y se las puede combinar en preparaciones fáciles y rápidas.

Mientras más liviana sea la alimentación, mejor será la sensación. Pero esto no significa que hay que dejar de comer. No hay que saltarse ninguna comida y, por eso es que el truco está en introducir alimentos frescos en la dieta, y dejar de lado aquellos con alto contenido calórico.


Te recomendamos: Vegetarianos: una alimentación completa y variada es posible


En esta época de temperaturas altas, la alimentación debe ser refrescante y ligera para mantener fresco y activo el cuerpo. El sol y el calor aumentan las necesidades de agua y antioxidantes, y el organismo necesita menos calorías y un aporte mayor de líquidos, vitaminas y minerales que son aportados en su mayoría por las frutas y verduras”, explicó la Lic. Raquel Carranza, especialista en Nutrición, al tiempo de que detalló que “debe consumirse comida variada, incluyendo todos los grupos alimentarios, haciendo fuertemente un consumo de frutas y verduras, debido a su contenido en vitamina A y C”.

Asimismo, remarcó que los alimentos que se consumen en esta época “actúan como protectores de la piel”.

Qué consumir

La Lic. Raquel Carranza explicó que “las proteínas se deben cubrir con alimentos lácteos, carnes y huevos, cereales y legumbres. Y preferentemente deben ser consumidos en preparaciones frías, como ensaladas, salpicones, y escabeches. Es fundamental evitar las altas temperaturas en las comidas, para así poder regular la temperatura corporal”.

Los que no se deben comer

Hay alimentos que por el calor hay que dejarlos olvidados por un tiempo, porque podrían generar efectos contraproducentes en la salud de quienes las consumen.

En ese sentido, la especialista pidió “evitar las grasas y azúcares simples para facilitar la digestión de los alimentos; evitar las bebidas azucaradas y con alcohol, que no producen hidratación saludable. Y hay que cubrir el requerimiento hídrico con bebidas saludables, que como primera opción estará siempre el agua potable. También se puede consumir limonadas, licuados de frutas con moderada cantidad de azúcar agregada. Y es fundamental no esperar a tener sed para consumir líquidos, porque para ello ya es un síntoma de deshidratación”.

Consejos para llevar una alimentación sana durante la primavera y el verano

Con una ingesta distribuida en varias comidas al día, además, se pueden aprovechar las frutas y vegetales que se encuentran en el mercado durante esta época, ya que tienen mayor volumen de agua en su composición, así como antioxidantes, vitaminas A, C y E y betacarotenos. Entre ellas se incluyen: duraznos, melones, ciruelas, paltas, sandía, tomate, calabaza, zapallito, berenjena, pimiento, pepino, frutillas, cerezas y peras.

Diariamente está recomendado ingerir un mínimo de 400 gramos entre frutas y verduras, lo que equivale a dos porciones de frutas y tres de hortalizas. Al menos dos raciones, deben consumirse crudas, preferentemente con su cáscara.


Te recomendamos: Cómo debe ser la alimentación en la etapa de la adolescencia


La comida recalentada hay que evitarla, ya que en el proceso de enfriamiento luego de la primera cocción puede haber sufrido la descomposición de algunos de los ingredientes.

Respecto de los líquidos, es recomendable tomar no menos de 2 litros a lo largo del día en sus variantes de agua con o sin gas, jugos y licuados naturales de frutas o verduras. Hay que tener en cuenta que la sed se presenta cuando ya existe cierto grado de deshidratación. Ante las altas temperaturas, conviene reducir el consumo de bebidas alcohólicas y cafeína e infusiones y comidas muy calientes, debido a que poseen alto contenido en sodio.

Toda persona debe hidratarse, pero de forma especial deben hacerlo los niños, porque tienen mayor actividad física; y los ancianos -porque con los años pierden la sensación de sed y otros estímulos.

Más noticias de hoy