×

Insólito: familia estuvo 9 años encerrada en el sótano de una casa esperando el “fin del mundo”

La familia holandesa compuesta por un hombre y seis jóvenes, fue encontrada luego de que un miembro escapara. Algunos de los jóvenes no sabían que existían mas seres humanos en el mundo. VIDEO.

- 11:57 Mundo Web

Holanda. La policía holandesa confesó este martes, que hallaron a una familia en el sótano de una casa, luego de que permanecieran por 9 años esperando el fin del mundo. El hecho se dio gracias a que un miembro de la familia lograra escapar.
A través de un comunicado en Twitter, la Policía de la ciudad de Drenthe explicó que el hijo mayor de la familia, de 25 años, "denunció que estaba preocupado por las condiciones en las que vivía la familia en una casa" de la aldea de Ruinerwold, ya que "estaban ocultos en un espacio cerrado".
"Nos encontramos con seis adultos, les estamos dando apoyo y atención. El propietario de la granja no quiso cooperar con nuestra investigación, por lo que fue arrestado. Se trata de un hombre de 58 años. Todos los escenarios siguen abiertos y no podemos dar más información", explicó una autoridad policial.
El hijo mayor quien había escapado de la granja, se acercó a una cafetería a varios kilómetros del pequeño pueblo, y allí le pidió ayuda al propietario, a quien aseguró que su familia vivía "en muy malas condiciones" y que quería alertar a las autoridades de la situación.
Chris Westerbeek, el dueño de la cafetería, le comentó a la televisión local RTV Drenthe que el joven pidió unas 5 cervezas y se las tomó. "Luego conversé con él y reveló que había huido y necesitaba ayuda... Luego llamamos a la policía", agregó.
"Tenía el pelo muy largo, la barba sucia, la ropa muy vieja. Estaba muy confundido. Así que decidí llamar a la Policía para que viniera a investigar lo que ocurría", aseguró Westerbeek.
Tras acudir los agentes a la granja, se dieron con una escalera oculta detrás de un armario que conectaba con un sótano bajo la casa. Allí encontraron a los cinco adolescentes y al padre, que estaba postrado en la cama debido a un infarto cerebral que había sufrido años atrás.
La familia no tuvo ningún contacto con el exterior durante nueve años y algunos no sabían que existían más personas viviendo en este planeta, informó el medio RTV, que añadió que habían estado subsistiendo gracias a los alimentos que obtenían de un huerto y una cabra.
Por su parte el alcalde Roger de Groot se expresó respecto al tema y dijo que el hombre que vive con los jóvenes no es su padre ni el dueño de la granja. "Nunca había visto algo así", sostuvo ante periodistas locales. “La familia está en un lugar seguro ahora”, concluyó.
Los nombres de los miembros de la familia que son todos mayores de 16 años, no han sido revelados por las autoridades y no se dio a conocer el parentesco que tienen con el hombre, ni el paradero de “la madre”.
De acuerdo a lo aportado por los vecinos, habían llegado hace nueve años con el padre cuando ambos alquilaron la granja. Posteriormente la cercaron por completo y le taparon todas las ventanas.

Holanda. La policía holandesa confesó este martes, que hallaron a una familia en el sótano de una casa, luego de que permanecieran por 9 años esperando el fin del mundo. El hecho se dio gracias a que un miembro de la familia lograra escapar.

A través de un comunicado en Twitter, la Policía de la ciudad de Drenthe explicó que el hijo mayor de la familia, de 25 años, "denunció que estaba preocupado por las condiciones en las que vivía la familia en una casa" de la aldea de Ruinerwold, ya que "estaban ocultos en un espacio cerrado".

"Nos encontramos con seis adultos, les estamos dando apoyo y atención. El propietario de la granja no quiso cooperar con nuestra investigación, por lo que fue arrestado. Se trata de un hombre de 58 años. Todos los escenarios siguen abiertos y no podemos dar más información", explicó una autoridad policial.

El hijo mayor quien había escapado de la granja, se acercó a una cafetería a varios kilómetros del pequeño pueblo, y allí le pidió ayuda al propietario, a quien aseguró que su familia vivía "en muy malas condiciones" y que quería alertar a las autoridades de la situación. Chris Westerbeek, el dueño de la cafetería, le comentó a la televisión local RTV Drenthe que el joven pidió unas 5 cervezas y se las tomó rapidamente. "Luego conversé con él y reveló que había huido y necesitaba ayuda. Luego llamamos a la policía", agregó.

"Tenía el pelo muy largo, la barba sucia, la ropa muy vieja. Estaba muy confundido. Así que decidí llamar a la Policía para que viniera a investigar lo que ocurría", aseguró Westerbeek.

Tras acudir los agentes a la granja, se dieron con una escalera oculta detrás de un armario que conectaba con un sótano bajo la casa. Allí encontraron a los cinco adolescentes y al padre, que estaba postrado en la cama debido a un infarto cerebral que había sufrido años atrás.

La familia no tuvo ningún contacto con el exterior durante nueve años y algunos no sabían que existían más personas viviendo en este planeta, informó el medio RTV, que añadió que habían estado subsistiendo gracias a los alimentos que obtenían de un huerto y una cabra.

Por su parte el alcalde Roger de Groot se expresó respecto al tema y dijo que el hombre que vive con los jóvenes no es su padre ni el dueño de la granja. "Nunca había visto algo así", sostuvo ante periodistas locales. “La familia está en un lugar seguro ahora”, concluyó.

Los nombres de los miembros de la familia que son todos mayores de 16 años, no han sido revelados por las autoridades y no se dio a conocer el parentesco que tienen con el hombre, ni el paradero de “la madre”.

De acuerdo a lo aportado por los vecinos, habían llegado hace nueve años con el padre cuando ambos alquilaron la granja. Posteriormente la cercaron por completo y le taparon todas las ventanas.


Más noticias de hoy