×

Macri y Fernández lograron polarizar el debate con duras acusaciones mutuas

En el descanso tuvieron un fuerte entredicho por la mención del padre fallecido del Presidente y al finalizar el debate se saludaron muy fríamente. Todos parecieron un poco más tranquilos y confiados. “Estudiaron mejor lo que dirían”.

- 01:41 Política

Los seis candidatos que competirán el próximo domingo 27 de octubre en las elecciones presidenciales, protagonizaron el segundo debate en la Facultad de Derecho en la ciudad de Buenos Aires, un encuentro que estuvo marcado por la fuerte polarización entre el presidente Mauricio Macri y del candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, que se trenzaron en fuertes acusaciones cruzadas.

Incluso, Mauricio Macri y Alberto Fernández tuvieron un entredicho en el primer intervalo del debate, antes de iniciar un descanso de 12 minutos que habitualmente se usa para ajustar la estrategia del próximo bloque.

El candidato del Frente de Todos mencionó al padre del Presidente y su vinculación con presuntos hechos de corrupción, en respuesta a la descripción que hizo Macri sobre los casos de corrupción que se conocieron durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

Al concluir el primer tramo del debate, Macri encaró a Fernández mientras se iban rumbo a los camarines en los que los esperaban sus respectivos equipos. El Presidente le recriminó la mención a su padre, ex titular del grupo Socma. Y el ex jefe de Gabinete K le contestó que era un “inmoral”.

Ambos candidatos estuvieron toda la noche atravesados por una tensión que dominó todo el evento. Incluso sobre el final, hubo un saludo muy frío entre ambos, detrás del resto de los postulantes que se habían agrupado para saludarse.

Macri quedó solo en su atril mientras el candidato del Frente de Todos se mezclo con el resto.Damas

Tanto Mauricio Macri como Alberto Fernández, contaron con la presencia de sus respectivas parejas en primera fila.

La primera dama, Juliana Awada, acompañó al presidente Mauricio Macri hasta segundos antes de salir en vivo a debatir por televisión.

Esta vez el candidato por el Frente de Todos, Alberto Fernández llegó junto a su pareja Fabiola Yáñez, que no había concurrido al primer debate en Santa Fe.

Gestualidad

Para Silvia Ramírez Gelbes, doctora en Lingüística “este debate fue, como el anterior, un no debate, aunque hubo algún atisbo más de intercambio. Pero es de destacar que todos han practicado más. Todos parecieron un poco más tranquilos y más confiados y han estudiado mucho mejor lo que dirían en sus intervenciones”.

Agregó que “tal vez, quien mantuvo el estilo y el tono del debate anterior es Lavagna. El resto, evidentemente, ha mejorado algunos puntos, desde lo gestual (todos están más contenidos, excepto Macri, que está más enérgico) hasta los tonos y la fluidez”.

Destacó que “si bien Fernández estuvo muy fluido en el debate anterior, en éste se ha cuidado de estar menos enérgico y, desde luego, se ha cuidado de no reforzar sus énfasis con el dedo del que tanto habló el Presidente”, afirmó Gelbes.

Como cierre, Macri hizo referencia a la convocatoria que tuvo la marcha del sábado y Fernández recitó el comienzo de la canción La Cigarra, de María Elena Walsh y dejó el mensaje de que la Argentina se pondrá de pie.

Público

Unos 900 asistentes, entre dirigentes y asesores políticos, representantes de los tres poderes del Estado y organizaciones de la sociedad civil, conformaron un auditorio que, en absoluto respeto y silencio, siguió las alternativas del debate entre los seis postulantes; una suerte de segunda parte del contrapunto realizado la semana pasada en la Universidad del Litoral, en Santa Fe.l


Más noticias de hoy