×

Ahijado quiso “volar” la casa con gas, antes de degollar a pareja de ancianos

Declararon ayer el forense, la psicóloga y un policía. Dejaron en claro que la tragedia se cimentó en una decisión bien racional. Villalba irá hoy expectante y la Fiscalía solicitaría la pena máxima.

- 23:09 Policiales

El albañil Andrés Rodolfo Villalba abrió todas las perillas de la cocina, liberó el gas con el fin de literalmente hacer “volar” la casa y después sometió a sus padrinos a una cruel tortura, en cuya extrema barbarie los arrojó al piso, los dejó casi inconscientes y los degolló.

Así lo dejó entrever el forense Rodolfo Gómez, al declarar ayer en el juicio, por el brutal doble asesinato de Nélida Romano y Lucio Guzmán, cometidos entre el 25 y 26 de junio del 2017 en Tapso, Choya.

En la jornada, declararon el policía, Gustavo Samaniego, quien confesó su sorpresa ante el tremendo olor a gas.

Gas insoportable

Recordó que todas las hornallas de la cocina estaban abiertas y el olor a gas “fue lo que alertó a todo el vecindario”.

También declaró el forense, Rodolfo Gómez, quien manifestó que la pareja recibió una agresión física durísima.

Ahondó que no tuvieron posiilidad alguna de defenderse y que fueron degollados bajo un elemento firme, quizá el piso.

A su turno, la psicóloga, Angélica Chirino, subrayó que Villalba tal vez pasó “al acto” en segundos, quizá liberando furia que se tradujo en sangre.

Deslizó que el detenido supo “tener una fuerte dependencia de su padre”, luego redireccionada a su ex pareja.

Día “D”

Para hoy, los vocales han previsto la incorporación de pruebas (control) y los alegatos de las partes.

Aunque ninguna verbalizó su estrategia, se intuye que la fiscal Natalia Simoes solicitaría la prisión perpetua.

El “doble homicidio agravado” la habilita para tal fin, máxime al haberse acreditado la voluntad de asesinarlos, una cuasiplanificación y la búsqueda por desprenderse del arma.

Enfrente, el enigma radica en el criterio de la defensa.

El tiempo para cimentar una posible inimputabilidad ya es historia, más aún cuando los expertos dejaron en claro que pese a ciertos picos de trastornos, Villalba siempre supo lo que hacía, con clara noción entre el bien y el mal.

¿Cuarto intermedio?

Luego, es posible que el tribunal pase a un cuarto intermedio hasta la semana próxima.

Tampoco se descarta que hoy mismo se dé la última palabra a Villalba, trascendió.

Que luego sobrevenga el cuarto intermedio y emita la sentencia después de las 13.


Más noticias de hoy