×

Bebés prematuros: la importancia de los cuidados

- 10:34 Opinión

Por Dra. Cristina Osio. Jefa del Servicio de Neonatología del Sanatorio Otamendi.

La Semana del Prematuro es una iniciativa promovida por UNICEF que tiene como propósito defender los derechos de los niños nacidos antes de tiempo. La Secretaria de Salud de la Nación y la Sociedad Argentina de Pediatría adhieren y promueven las actividades de difusión.

En la Argentina nacen 8.000 recién nacidos aproximadamente menores de 1.500 gramos y en los últimos años ha aumentado el nacimiento de los llamados pretérmino-tardíos, entre 34 y 36 semana de gestación. A menor edad gestacional mayor complejidad, por lo cual estos niños deben nacer en lugares especialmente preparados, desde la recepción y traslado a la unidad de cuidados intensivos, la que debe contar con personal interdisciplinario y el equipamiento necesario para permitir su adecuado tratamiento y su mejor evolución.

La atención apropiada en las primeras semanas de vida impacta a corto y largo plazo en la evolución. La nutrición es fundamental y priorizar el uso leche materna es vital para estos niños.


Te recomendamos: Accidente cerebrovascular: tiempo es cerebro


Se denomina "prematuro" cuando él bebe nace antes de las 37 semanas de gestación. Tanto el tiempo de gestación como el peso del bebe están íntimamente relacionados; la edad gestacional es primordial y va a marcar su comportamiento, si el prematuro es pequeño para su edad gestacional esto representa un desafío aún mayor desde todas las pautas de su desarrollo.

Para disminuir las posibilidades de partos prematuros es importante que la embarazada realice los controles correspondientes al cuidado prenatal. Se requieren políticas públicas para actuar en prevención.

Sin embargo, hay casos en que puede adelantarse la fecha de parto por cuestiones fortuitas. Entre los factores que incrementan el riesgo del nacimiento prematuro se encuentran la hipertensión, diabetes, patologías placentarias, alteraciones nutricionales, embarazos múltiples, y complicaciones que incidan en el normal crecimiento del feto.

Los bebés prematuros pueden presentar distintas dificultades al nacer relacionadas con el menor desarrollo. El nacimiento prematuro representa una detención en el desarrollo de todos sus órganos y sistemas que suelen transitar con dificultad el paso de la vida fetal a la vida extrauterina, muchas de las entidades que los afectan tienen su origen en esta interrupción y en lograr con el soporte adecuado la progresiva adaptación al nuevo medio de vida.


Te recomendamos: ¿Cómo afecta el estrés al corazón de los niños?


Los pacientes nacidos antes de completar la gestación pueden presentar complicaciones, siendo estas de mayor envergadura cuanto menor es su edad gestacional. Las mismas pueden ser: respiratorias, como pausas y apneas, dificultad para regular la temperatura, alteraciones metabólicas, ictericia. Su aparato inmunológico es más inmaduro, por lo cual son más propensos a infecciones. Por ello, es necesaria una cuidadosa atención por parte de los equipos de salud neonatal.

En la Semana del Prematuro 2019 las acciones de concientización se focalizan en el derecho a la integración social de las personas que nacen de parto prematuro. Los bebés pretérmino tienen derecho a nacer y ser atendidos en lugares adecuados, los cuales deben ser acordes a las semanas de gestación, al peso al nacer, los cuidados de enfermería deben ser de alta calidad e individualizados para cada paciente.


Te recomendamos: El desarrollo humano tiene cara de mujer y vientre de madre


Cada niño es único, él y sus familias. El tratamiento debe contemplar su desarrollo a futuro, orientados a protegerlo y prevenir la ceguera por retinopatía del prematuro. Ser alimentados con leche materna. El recién nacido prematuro de alto riesgo tiene derecho a ser acompañado por su familia en todo momento y a acceder a programas especiales de seguimiento cuando sale del hospital. Su familia tiene derecho a acceder a la información, a la toma de decisiones sobre su salud y la atención que reciben (neonatal y pediátrica).

Los bebés prematuros son un desafío por lo que es aconsejable que las familias tengan acceso a la información disponible y reciban la atención apropiada respaldadas por un equipo médico con adecuada experiencia. El acompañamiento y contención emocional para transitar este camino son parte fundamental en la toma de decisiones apropiadas y oportunas que redundarán en beneficio de esta población de pacientes particularmente vulnerables.



Más noticias de hoy