×

Evo Morales llegó a México tras una odisea aérea

El dirigente indígena arribó a tierra azteca, donde hubo incidentes en las inmediaciones del aeropuerto. En La Paz la crisis se acrecienta. Un inesperado plan B y el rol de Alberto Fernández.

- 14:28 Mundo

El presidente saliente de Bolivia Evo Morales llegó a la Ciudad de México como asilado político, después de que el avión de la Fuerza Aérea azteca en el que se transportaba tuviera que sortear numerosos imprevistos.

Es que según contó el canciller mexicano Marcelo Ebrard, trasladar al dirigente indígena fue una verdadera odisea. En una detallada descripción, el funcionario explicó que cuando Morales aceptó la oferta de asilo de México se envió un avión de la Fuerza Aérea mexicana para "pasar literalmente" por él hasta el país sudamericano. 

En la ida, Perú otorgó la autorización de vuelo y la aeronave bajó a recargar combustible. Mientras tanto, las autoridades de Bolivia aceptaron que el avión mexicano entrara en su país. Sin embargo, cuando la nave iba a sobrevolar el cielo boliviano le informaron que el permiso "ya no era válido". Tuvieron que regresar a Perú. 

Tras esperar varias horas, se logró que el comando de la Fuerza Aérea Boliviana les otorgara el permiso válido. "Lo cual también dice quién tiene el poder en Bolivia", opinó Ebrard. 

Se llegó al aeropuerto donde los esperaba Evo Morales, pero surgió un nuevo imprevisto con Perú. Luego de que la Fuerza Aérea de Bolivia les permitiera salir -"por un milimétrico espacio se dio la salida", contó Ebrard - Lima avisó que no les autorizaba utilizar su espacio aéreo de regreso por "valoraciones políticas". 

La situación era cada vez más complicada. El Gobierno de México tuvo que buscar un "plan B" y estableció contacto con los países de la región. Paraguay -con la ayuda del presidente electo de Argentina, Alberto Fernández- les permitió recargar combustible y esperar hasta que se gestionaran los trámites aéreos pertinentes. 

De Bolivia cruzaron a Asunción, Paraguay, y entonces Perú autorizó cruzar su espacio aéreo, pero no aterrizar para recargar. Sin embargo, aún tendrían que superar otro obstáculo: no pudieron pasar por Ecuador porque su gobierno también les negó el paso. Tuvieron entonces que ir a través de aguas internacionales hacia la Ciudad de México. 

"La última vicisitud es que hubo que rodear Ecuador porque estando en vuelo les dijeron que no les permitían cruzar el espacio aéreo. Hubo que rodear para entrar en aguas internacionales y poder continuar el vuelo", detalló Ebrard. 

Morales pisó tierra azteca mientras a más de 6 mil kilómetros de distancia, en La Paz, la crisis se acrecienta.

Más noticias de hoy