×

Comer carne de vaca, cerdo, cabrito o pescado es cada vez más caro

La única excepción a menos de $ 200 por kilo es el pollo que está entre $120 a $140. El resto, la mayoría supera los $200.

- 01:15 Economía

El precio de alimentarse con proteínas de origen animal, a partir de las distintas carnes, tanto blancas y rojas que se ofrecen en el mercado santiagueño, tiene un costo superior a los $200 por kilogramo mientras que solo la de pollo, se mantiene por debajo de ese monto, aunque también sufrió aumentos en estas últimas semanas.

En el caso de la carne vacuna, cuya ingesta tuvo un retroceso de casi un 10% en forma interanual en el mes de octubre, el costo de un kilogramo de los cortes más económicos como la carne molida, tiene un costo que oscila entre los $200 a $220. En los cortes blandos que se utilizan para milanesas o bifes, el precio ronda entre los $240 a $300 mientras que en cortes especiales como el lomo o el filet, se ubica entre los $350 a $400 el kilogramo.

A su turno, otra fuente de proteína como la carne de pollo, tiene un costo por kilogramo que se ubica entre los $120 a $140 en el caso de adquirir el pollo entero. Pero, en cortes especiales como la pechuga o el filet, el valor sube hasta los $160 a $180 el kilogramo.

Por otro lado, en carnes como las provenientes de cerdo, el kilogramo oscila entre los $230 a $240 en el caso de adquirir una pieza entera, según indicaron desde distintos puestos del mercado Armonía.

Asimismo, en ese mismo centro comercial ubicado en el corazón de la ciudad, adquirir otra carne magra como la de cabrito, tiene un costo que oscila entre los $220 a los $230 por kilogramo.

Por último, la carne de pescado de mar como la merluza, que cuenta con los precios más económicos, tiene un costo de $280 por kilogramo.

‘Hoy entre la carne de cerdo y la de vaca, no hay tanta diferencia en el precio, está cada vez más cerca ha subido un poco la carne de cerdo también pero por las mismas razones que sube la de vaca, porque todo está más caro’, indicó Carlos Ledesma, quien posee un criadero y punto de venta en el centro.

‘En otros años la gente si sabe anticipar un poco la compra o el encargo del cabrito para las fiestas pero ahora, nada todavía. Este mes está siendo muy pesado, hay alguna gente que está comprando pero por mitad de cabrito o lechón’, señaló Elba Cordero, desde su puesto en el mercado Armonía.


Más noticias de hoy