×

Mascherano prepara su desembarco en La Plata para vestir la camiseta de Estudiantes

El “Jefecito” no se pondrá la casaca del “Millo” sino que será jugador del “Pincha”. La historia de cómo se dieron los hechos.

- 02:07 Deportivo

Salvo imponderables, Javier Mascherano volverá a jugar en la Argentina y no será en River, club donde se formó, si no que lo hará en Estudiantes de La Plata.

La noticia se difundió en las últimas horas por fuentes indirectas, medios periodísticos, pero en realidad la llegada del “Jefecito” al club que dirige su amigo Gabriel Milito y que preside su ex compañero Juan Sebastián Verón demandó una cocción a fuego lento.

Ya en los primeros meses del año Mascherano confesó en su entorno íntimo que no se veía jugando en el exterior no bien terminara su contrato con Hebei Fortune de China y que salvo la gravitación negativa de una lesión se sentía con ganas de terminar su carrera en la Argentina.

En esos mismos días, entonces, vía WhatApps dos jugadores de Estudiantes, Mariano Andújar y Gastón Fernández le formularon la pregunta retórica: “¿Y por qué no venís al Pincha?”. El santafecino de San Lorenzo respondió que lo dejaran pensar en el tema, pero la idea le supo bien: después de todo, a la amistad con Andújar y la Gata se sumaba su buena relación con Verón y el respeto y la valoración hacia otro verdadero prócer del club albirrojo: Sabella.

Cuando en marzo Gabriel Milito comenzó su segundo ciclo en Estudiantes la posibilidad se robusteció de forma significativa, toda vez que se trataba de alguien con larga trabazón de amistad en Barcelona y en la Selección Nacional. Hacia junio ya era un hecho que Estudiantes quería a Mascherano y que Mascherano veía con buenos ojos jugar en Estudiantes.

¿Por qué no River o Rosario Central? River jamás había mostrado un interés serio en volver a tenerlo en sus filas y aunque Central había hecho algún contacto extraoficial tampoco había encendido la chispa de forma suficiente.

Proyecto

En realidad, por aquellos días uno de los primeros en enterarse de la seriedad del proyecto fue el mediocampista derecho Augusto Fernández, que también juega en la Primera Liga China, en su caso en Beijing Renhe.

De vacaciones en Madrid, Fernández se encontró con el Cholo Simeone y en medio de una larga tertulia comentó al pasar: “Que no te sorprenda que a fin de año Javier vaya a jugar a Estudiantes”.

Desde entonces la rueda giró sin cesar a través de los diálogos que Mascherano sostuvo con Andújar, con Fernández, con Milito, desde luego con Verón al tanto de la situación y asimismo Agustín Alayes, manager de Estudiantes.

Hoy, al parecer disipada la única sombra de duda que representaba el consentimiento de su esposa, Mascherano paladea regresar a un fútbol, el de su país, en el que no juega desde 2005 después de vestir 72 veces la camiseta de River y constar de una página de Guinness: haber debutado en la Selección antes que en su club.


Más noticias de hoy