×

Techint paralizó las obras en un reactor nuclear y suspendió a 270 trabajadores

La empresa indicó que la CNEA se atrasó en los pagos y que entregó tarde la documentación técnica. El CEO del grupo, Paolo Rocca, habló en el congreso de Alacero y lanzó críticas a China.

- 11:04 El Cronista

Techint Ingeniería y Construcción frenó hoy las obras de fabricación del reactor nuclear Carem 25 en el partido bonaerense de Zárate y suspendió a 270 trabajadores durante tres semanas. La decisión, explicó la empresa, se tomó a raíz de la entrega tardía de la documentación técnica apta para construir y la existencia de permanentes cambios a la obra por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

"A este tema se le suma un atraso en los pagos por parte de la CNEA. Todo esto ha causado que el impacto acumulado en la duración de la obra estimado a la fecha haya casi duplicado el plazo original del proyecto. En el último tiempo solicitó que se adopten medidas urgentes que permitan mitigar la grave situación de quebranto financiero para el proyecto sin que se hubiera solucionado el problema", indicó la compañía mediante un comunicado.

Asimismo, la empresa destacó que implementará un proceso de readecuación de costos operativos para minimizar impactos y evitar mayores pérdidas para ambas partes.

El Carem 25 es el primer reactor nuclear de potencia íntegramente diseñado y construido en la Argentina. El prototipo está siendo construido en Lima, provincia de Buenos Aires: el edificio que lo contendrá -y donde estaba trabajando los operarios suspendidos- comprende una superficie de 18.500 metros cuadrados, de los cuales alrededor de 14.000 metros corresponden al llamado "módulo nuclear".

A raíz de diversos conflictos, la finalización de la obra civil que estaba prevista para 2020 ya pasó para 2022 y podría volver a extenderse si no se resuelve el conflicto. En enero de este año, la empresa había amenazado con retirarse, pero luego llegó a un acuerdo con la administración nacional.

Quejas por China

Ayer por la tarde, el presidente y CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, fue el orador principal del Congreso de la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero) y aprovechó el escenario para reiterar sus quejas por las distorsiones que el exceso de capacidad chino genera en el mercado global y, particularmente, en la región.

En los 45 minutos que duró su exposición Rocca evitó hacer referencias específicas a la Argentina. Fuera de sus reclamos quedaron los reclamos de incrementar la capacidad industrial y mejorar la confianza en el país, así como de más políticas de largo plazo, que ya le había expresado al Gobierno en septiembre último durante la Conferencia Anual de la Asociación Empresaria Argentina.

"Estamos atravesando un ciclo adverso con grandes dificultades. En la actualidad cuesta lograr niveles razonables de rentabilidad que permitan una proyección a futuro. Tenemos que buscar la manera de controlar y hacer frente a este exceso de capacidad concentrado en China", dijo.

Desde la región, destacó, se tiene que encontrar la manera de redefinir la industria para favorecer la cadena de valor del acero. En ese sentido, aseguró que la matriz energética limpia predominante en América latina debería ser un activo importante a la hora de ganar mercados.

Más noticias de hoy