×

Dra. Norma Morán: “El hombre tiene distorsionado el rol de la mujer y cree que es una cosa, que le pertenece”

La magistrada habló sobre cómo se trabaja para asistir a las víctimas y cómo se reeduca al “golpeador” para insertarlo nuevamente en la sociedad.

- 11:27 Policiales

A diario las páginas policiales se ven colmadas de casos de violencia de género. La problemática social, cultural y educacional año tras años entierra mujeres, deja huérfanos y familias destruidas.

Todos los días hay un nuevo caso. Los ataques machistas no cesan. Lamentablemente nuestra provincia no está exenta de un flagelo mundial, que se debe cambiar.

En el marco de dicha problemática, EL LIBERAL dialogó en exclusiva con la Dra. Norma Morán, jueza de Género, quien se refirió al tema y dejó entrever cómo se trabaja para erradicar este tipo de violencia.

“El tema de la violencia de género es un mal endémico y un flagelo de la sociedad. En los últimos años se está visibilizando y se están articulando mecanismos para prevenir dichos hechos”, explicó la letrada.

Además continuó diciendo: “En nuestra provincia existen organismos especializados tales como la Oficina de Violencia de Género; el Juzgado de Género; el Hogar Refugio para las Víctimas donde también tienen acompañamiento; existen turnos de 24 horas disponibles. Es decir hay una serie de organismos que se comprometen a ayudar a la víctima y también a prevenir”.

Según entiende la letrada, la violencia de género tiene sus estadíos. “Ningún femicidio ocurre de la nada. Siempre hubo hostigamiento previo en contra de la mujer”.

Al respecto, ejemplificó dicha situación: “Comienza solapadamente con la violencia simbólica: controlar los horarios, el teléfono, las amistades, el lugar adonde va, cómo se viste o como se maquilla”.

Después ya viene la “violencia verbal; las humillaciones: te vistes así para provocar. Andas buscando macho; sos una puta”. Después sigue la etapa de “la agresión física: un parchazo, un chirlo, un empujón y después se incrementa. La punta del iceberg es el femicidio”, sentenció.

La Dra. Morán puso énfasis en la víctima: “a la mujer también hay que educarla. Lamentablemente en la mayoría de los casos que ve a diario en su juzgado, muchas mujeres naturalizan la violencia; le dicen ‘estás gorda’, le revisan el teléfono, les prohíben salir, y ellas lo tienen incorporado como un acto habitual que está bien. Pero no es así”, manifestó.

“La violencia de género no distingue clases sociales. Muchas veces por el prurito moral, por la vergüenza, para no quedar expuestas las mujeres no denuncian”, enfatizó.

Consultada sobre los casos que terminaron en tragedia pese a la intervención de la Justicia explicó: “lamentablemente la conducta humana no se puede prever. Pero el trabajo que hace el Etav -asistencia a los imputados - está generando resultados positivos”.

La Dra. Morán manifestó que a diario advierte que “los imputados son concientizados y les hacen conocer una cultura y parámetros desconocidos. Se han criado en una estructura machista y asimétrica, donde el hombre tiene el poder sobre la mujer y es él quien le maneja la vida”.

Durante el trabajo de la Etav los hombres van desdibujando ese parámetro y van aprendiendo lo que les enseñan. Más tarde pueden volver a ser reinsertados en la sociedad.

“Es muy común escuchar a diario en los informes psicológicos de los imputados. que en la mayoría de los casos tienen distorsionado el rol de la mujer dentro de la pareja y de la sociedad. La ven como una cosa, que les pertenece”, explicó.

Más tarde continuó diciendo “nunca nadie les enseñó que la mujer es una cosa. Desde niños ven que sus padres, sus abuelos ven que tratan a las mujeres así y creen que así tienen que ser ellos también. Así los han criado. Es un problema cultural y de educación”.

“En la estadística de los femicidios, afortunadamente nuestra provincia dejó de ocupar los primeros puestos y los casos se redujeron. Es decir que las políticas de Estado de todos los poderes están funcionando”, remarcó. l


Más noticias de hoy