×

Riquelme y la dirigencia tienen la difícil tarea de reforzar el plantel sin dinero

Sin fondos en caja y a la espera de la auditoría, en el “Xeneize” esperan vender para poder salir al mercado. Sonaron Guerrero, Cubas, Cardona y el chileno Islas, pero no hay nada concreto.

- 01:53 Mundo Boca

Juan Román Riquelme, en su nueva función de vicepresidente segundo y encargado de todo el fútbol del club, trata de hacer equilibrio como cuando tenía una pelota en sus pies para tratar de incorporar algún refuerzo ante un panorama económico que, según los nuevos dirigentes, no es el que pintaban los anteriores directivos.

Boca vendió por 55 millones de dólares y hoy en la caja hay 5, se cobraron adelantado 13 millones de dólares por Darío Benedetto y Nahitan Nández que tenían que entrar este año”, fueron las declaraciones del presidente Jorge Amor Ameal que reflejan la situación y lo difícil que es salir a buscar incorporaciones de nivel.

“Necesitamos saber dónde se gastó la plata antes. Tenemos que hacer las cosas ordenadas y transparentar al club. En 15 o 20 días más informaremos al socio cómo se encuentra”, manifestó el secretario general Ricardo Rosica.

Por esta situación, algunos dirigentes en voz baja comentan que en este receso Boca finalmente no comprará a nadie y de hacerlo es porque vende algún jugador, mientras esperan los estudios que está realizando una auditoría contable y que se sabrá recién en dos meses.

Y más allá de algunos nombres que se barajaron en los últimos días, y que nunca fueron informados por una comisión de fútbol que hace del silencio una forma de manejarse ante los medios, Paolo Guerrero fue el único jugador por el que Boca inicio gestiones.

Pero por el alto nivel de su contrato la gestión está estancada y con el delantero de la selección peruana a punto de retornar a sus tareas hoy, en el Internacional de Porto Alegre para realizar la pretemporada.

Cubas y Cardona

Ayer dos ex Boca, Andrés Cubas y Edwin Cardona empezaron a sonar entre los periodistas, uno por el interés de Talleres de Córdoba por Paolo Goltz y el otro porque no tiene club en este momento, ya que el Rayados de Monterrey no lo tiene en sus planes.

“Cubitas” también es pretendido por el Fluminense de Brasil, que ofreció 2.800.000 dólares por el 60% del pase. En esta posición Boca tiene solo a Iván Marcone ante la salida de Daniele De Rossi.

Con respecto al ex jugador de la selección colombiana y que estuvo en Boca en el 2017 y 2018, habría tenido una conversación telefónica con Riquelme y éste le manifestó que le interesa, pero que tendría que venir con el pase en su poder y bajar sus pretensiones de prima y sueldo.

El último refuerzo que tuvo eco mediático en los últimos días fue el de Mauricio Isla, chileno marcador por derecha que pertenece al Fenerbahce de Turquía y que integra la selección de su país, quien también habría tenido una charla con Román, pero que tiene contrato hasta junio y eso trabaría las negociaciones.

Con respecto a las salidas, Goltz, a quien se le finaliza su vinculo en junio, es pretendido por Gimnasia y Talleres a préstamo, pero Boca sólo negociaría una venta. El que sí podría ir a préstamo, pero a Rosario Central es Marcelo Weigandt, ya que en ese puesto están Julio Buffarini y Nahuel Molina Lucero.l


Más noticias de hoy