×

El dinero debe pasar a segundo plano: “Lo importante no es en sí la actividad, sino la afectividad que se le adjudique”

- 21:15 Santiago

Otra variable es el tema económico. El gasto en el que muchas familias incurren para que los chicos disfruten de otras actividades suele ser motivo de discusión de las parejas. Ante este escenario se puede cultivar actividades al aire libre, y gratuitas.

“Lo importante no es en sí la actividad sino la afectividad que se le adjudique. En ese sentido ordenar la casa puede ser un reto, puede servir para encontrar cosas que formaron parte antes y ahora no son necesarias. Se pueden hacer tareas del hogar en conjunto. Se puede reordenar recuerdos y de paso compartir la historia, sobre de dónde viene. Hoy en día al vivir en la espontaneidad y lo inmediato, al reducirse la sobremesa, hay baches respecto de la historia familiar y los inicios laborales, información trascendental para la constitución de la estabilidad y el entendimiento de la propia historia”, recomienda la Lic. Emily Azar.

Y finalmente agrega: “Las vacaciones suelen ser espacios que uno puede tener como adulto para que los hijos vean otras facetas de sus padres. Los chicos a veces tienen incorporada la imagen de los padres como algo rígido, dogmático, serio, y el humor en algunas familias es asociado a irresponsabilidad, entonces las vacaciones pueden ser un caldo de cultivo para la imagen que se quiere transmitir al hijo. Muchos chicos se sorprenden al ver a sus padres en otras facetas durante las vacaciones”.

En dónde queda el lugar de la pareja en estos días

La Lic. Emily Azar remarca otro punto a tener en cuenta: el lugar de la pareja.

Al estar los chicos en casa aumenta la demanda de atención hacia ellos y la pareja pueden sentirse sin tiempo para la intimidad, por lo que puede ser un punto de declive y llegar a confusiones respecto del estado de los sentimientos. Ante este escenario es vital para la familia que los adultos funcionen como equipo, que les permita ver a los más chicos que éste es un espacio de vacaciones de ciertas actividades, atendiendo las reglas de la casa, cultivando quizás otros hábitos que los conecten más con valores y propósitos. También es necesario mirar cómo los adultos influyen en el significado respecto de las vacaciones. Es decir, qué decimos del trabajo durante las vacaciones”, expresó la especialista.


Más noticias de hoy